Piden a Biden nombrar una comisión presidencial antidisturbios tras el “cobarde” voto republicano

“Los estadounidenses merecen saber exactamente lo que pasó”

Alex Woodward
martes 01 junio 2021 12:57
Informe desde Washington: se hunde proyecto de ley para investigar la toma al Capitolio
Read in English

Un antiguo asesor de la comisión del 11-S y un importante demócrata de la Cámara de Representantes han instado al presidente Joe Biden a crear una comisión presidencial para investigar los disturbios del Capitolio, después de que los republicanos del Senado hayan bloqueado su creación.

El representante estadounidense Gerry Connolly, que preside la subcomisión de Operaciones Gubernamentales de la Cámara de Representantes, pidió al presidente que formara y nombrara a los miembros de su propia comisión "a la vista del cobarde filibusterismo del Partido Republicano", antes de que se votara la creación de un grupo bipartidista para investigar los sucesos que rodearon la insurrección del 6 de enero.

Lance Cole, que fue asesor jurídico de la Comisión del 11-S a la que los legisladores tomaron como modelo para su comisión de disturbios, argumentó que el presidente debería utilizar su autoridad ejecutiva para crear la comisión que investigue "el peor ataque al Capitolio desde la Guerra de 1812 y el peor acto de insurrección en Estados Unidos desde la Guerra Civil".

"Biden puede y debe crear una comisión de expertos para investigar el ataque", escribió Cole en The New York Daily News.

"Biden estaría siguiendo los ejemplos de anteriores presidentes de ambos partidos políticos que respondieron a las crisis nacionales con una acción ejecutiva decisiva", añadió. "Los estadounidenses merecen saber exactamente qué ocurrió el [6 de enero] y por qué, y el público debería tener garantías fundadas de que se harán cambios para evitar ataques similares contra instituciones gubernamentales en el futuro".

Sus llamamientos se producen después de que el Senado no adoptara una medida -negociada entre demócratas y republicanos- que designaría a los miembros bipartidistas de una comisión, en la que el testimonio de los testigos sólo se citaría con el apoyo de la mayoría de los miembros de la comisión, o si el presidente y el vicepresidente (cada uno designado por demócratas y republicanos, respectivamente) estuvieran de acuerdo en emitir la citación.

Leer: Trump honra el “sacrificio supremo” de los soldados caídos. No siempre ha celebrado a las tropas

La comisión también tendría que presentar un informe a la Casa Blanca y al Congreso antes de finales de año y disolverse 60 días después, aproximadamente nueve meses antes de las elecciones de 2022.

Una medida para iniciar el debate sobre la propuesta fracasó el viernes por una votación de 54-35. Once senadores -casi todos republicanos- se saltaron la votación. Las demócratas Kyrsten Sinema y Patty Murray no votaron; seis senadores republicanos se unieron a los demócratas para apoyarla. La medida necesitaba 60 votos para salir adelante.

La propuesta se aprobó en la Cámara de Representantes el 19 de mayo, con 35 republicanos de la Cámara que se separaron de su partido para apoyarla.

Los senadores demócratas argumentaron que los republicanos que se oponen a la comisión tienen miedo del expresidente Donald Trump y de su inminente influencia y, sobre todo, de perder una base de apoyo que sigue creyendo en las mentiras electorales que se niega a cerrar, y que alimentaron los disturbios en primer lugar.

"Una insurrección sin consecuencias es un ensayo general para la próxima insurrección", dijo el jueves el senador demócrata Dick Durbin. "Por eso no podemos barrer bajo la alfombra los sucesos del 6 de enero y lo que condujo a ellos".

La Casa Blanca no ha anunciado si Biden nombrará una comisión de este tipo, o si ha instado a la Cámara de Representantes a que se cree una comisión especial.

"El presidente ha sido claro en que los vergonzosos acontecimientos del 6 de enero deben ser investigados de forma independiente y completa", señaló el viernes a los periodistas la vicesecretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre. "Él sigue comprometido con eso, y seguiremos trabajando con el Congreso para encontrar un camino para asegurar que eso ocurra".

Cuestionada sobre si ha considerado la posibilidad de formar una comisión presidencial, indicó que "realmente cree que esto debe hacerse de manera bipartidista".

"Tenemos que recordar que, cuando se aprobó en la Cámara de Representantes, fue una aprobación bipartidista en la que 35 republicanos votaron a favor, y él cree que el Senado debería hacer lo mismo", comentó.