Operadores de atracción no revisaron que la niña, de 6 años, estuviera abrochada antes de caer al vacío

La familia de Wongel Estifanos planea demandar al Parque de Aventuras Glenwood Caverns y dicen que están decididos a asegurarse de que este tipo de accidente no vuelva a ocurrir

Bevan Hurley
lunes 27 septiembre 2021 18:05
Disney World y Universal Orlando detienen los controles de temperatura por COVID-19

La investigación sobre la muerte de una niña de 6 años de Colorado que se cayó de una atracción de un parque temático ha revelado que los operarios no comprobaron que llevara puesto un dispositivo de sujeción.

Wongel Estifanos se precipitó 30 metros hasta morir desde la atracción “Haunted Mine Drop” del parque de aventuras Glenwood Caverns durante el fin de semana del Día del Trabajo, el 5 de septiembre.

Los investigadores del Departamento de Trabajo y Empleo de Colorado descubrieron que la niña estaba sentada sobre los dos cinturones de seguridad en lugar de llevarlos cruzados, y que dos operarios recién contratados no se dieron cuenta durante un control rutinario.

Los investigadores también descubrieron que un sistema de alarma advertía de que Wongel no estaba bien sujeta, pero uno de los trabajadores reinició el sistema y puso en marcha la atracción porque no estaban suficientemente formados para saber qué hacer al respecto.

Los fiscales determinarán ahora si presentarán cargos penales.

Dan Caplis, abogado que representa a la familia Estifanos, dijo que el informe de la investigación muestra que “esto podría haberse evitado fácilmente”.

Comentó que la familia planea demandar al parque y está decidida a asegurarse de que esto no vuelva a suceder.

“El informe deja claro que la culpa es del parque, no del piloto”, añadió Caplis.

“El parque era plenamente responsable de asegurarse de que todo el mundo estuviera sujeto. Esta no es una de esas atracciones en las que el usuario es responsable de todo, incluso de abrocharse el cinturón. Se supone que el parque debe hacer todo eso. El informe deja claro que esto podría haberse evitado fácilmente”.

Leer más: Abrirán en Florida el primer parque temático de Peppa Pig en el mundo

El fundador del parque, Steve Beckley, declaró al Denver Post que “la seguridad es, y siempre ha sido, nuestra máxima prioridad”.

Beckley señaló que la dirección estaba revisando las recomendaciones del informe, y añadió que más de 10 millones de personas habían disfrutado con seguridad de las atracciones del parque desde su apertura hace 15 años.

“Más que nada, queremos que la familia Estifanos sepa lo mucho que lamentamos su pérdida y lo comprometidos que estamos a asegurarnos de que no vuelva a ocurrir”, escribió.

Indicó que el futuro de la atracción Haunted Mine Drop es “indeterminado”.

La atracción incluye dos cinturones de seguridad: uno que utiliza una hebilla similar a la de los vehículos, y otro que utiliza un sistema de abrochado de varilla.

Los manuales de funcionamiento de las atracciones dicen que los trabajadores deben abrocharse ambos cinturones, pero los manuales no incluyen instrucciones sobre qué hacer si se produce un error.

Los investigadores afirman que los trabajadores no recibieron formación sobre el manual de funcionamiento, el sistema de alarma o cómo responder a un problema.

Se supone que los operarios deben desabrochar todos los cinturones de seguridad después de cada viaje para poder abrochar al siguiente grupo de personas. Pero los investigadores descubrieron que los cinturones de seguridad se dejaron abrochados en el asiento de Wongel y que ésta se sentó encima y luego tiró de la solapa de la cola de un cinturón sobre su regazo, haciendo que pareciera que estaba abrochada.

Cuando saltó la alarma, un operario volvió a comprobar las varillas y vio que estaban bien colocadas, y un segundo operario las desbloqueó y las volvió a colocar. Según el informe, los trabajadores no comprendieron que la niña no llevaba los cinturones de seguridad en el regazo. La alarma se restableció y la atracción comenzó.

Una cuenta de GoFundme creada por la familia para sufragar el funeral y otros gastos ha recaudado más de 75 mil dólares.

Associated Press contribuyó a este informe.