Exfuncionario del CDC alerta por posible cierre de escuelas ante propagación de variante Delta

Richard Besser aseguró que en otoño los colegios tendrán dificultades para mantenerse abiertos

Danielle Zoellner
miércoles 11 agosto 2021 17:41

Crece la preocupación por el incremento de infecciones en menores de 12 años en Estados Unidos.

Read in English

Las escuelas en los Estados Unidos pueden verse “forzadas a cerrar” más tiempo que el año pasado, en medio de la propagación de la variante Delta que impacta en las tasas de infección y hospitalizaciones, advirtió un exfuncionario de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Richard Besser, quien se desempeñó como director interino de los CDC en 2009 en la presidencia de Barack Obama, le dijo a TODAY, de NBC, que la variante Delta que se ha convertido en la cepa predominante del covid-19 podría provocar el cierre de escuelas.

“Yo supongo que [la variante] dará saltos por diferentes aulas y las escuelas se verán obligadas a cerrar más de lo que lo hicieron el año pasado”, dijo Besser.

“Creo que este otoño será un gran desafío para las escuelas”, agregó. “Creo que los niños pertenecen al salón de clases. Pero lo que vamos a ver son pequeños brotes, grupos en diferentes escuelas, escuelas cerrando, reabriendo”.

El funcionario agregó que debería ser una prioridad limitar la cantidad de veces que una escuela podría tener que cerrar debido a los brotes, y "usar máscaras para todos ayudará a lograrlo".

Las escuelas de todo el país estaban lidiando con la posibilidad de implementar los mandatos de cubrebocas antes del inicio del año académico.

Actualmente, los niños menores de 12 años no pueden recibir la vacuna COVID-19, lo que hace que el impulso para emitir mandatos en las escuelas sea más extendido.

Besser declaró que no sólo eran importantes los mandatos de cubrebocas, sino que los padres deberían recibir una vacuna covid-19 si aún no lo han hecho, para proteger a sus hijos.

Leer más: Médicos temen que la variante Delta pueda ser más peligrosa para los niños: “nunca había visto algo así”

“Eso es lo más importante que puede hacer para proteger a su hijo”, dijo sobre la vacunación. "Pero lo que vamos a ver es que las escuelas hacen todo lo posible para mantener a los niños en el aula, pero reconociendo cuando hay una propagación significativa en la escuela, es posible que deban cerrar durante un período de tiempo para que las cosas se calmen".

A pesar de la presión de los funcionarios de salud para que las escuelas implementen mandatos de cubrebocas, varios funcionarios del gobierno han puesto barreras que evitarían estos requisitos.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, emitió una orden ejecutiva el mes pasado que requería que los departamentos de salud y educación del estado crearan reglas sobre los derechos de los padres para tomar decisiones de atención médica para sus hijos. Esta orden ejecutiva esencialmente prohibía la emisión de mandatos de cubrebocas en los distritos escolares.

Luego, la oficina del gobernador aumentó aún más la presión sobre los distritos escolares al anunciar que la junta de educación estatal podría retener los salarios de los superintendentes y miembros de la junta escolar que ignoren la orden ejecutiva del mes pasado.

Se han presentado varias demandas contra la orden ejecutiva, impugnando su constitucionalidad.

En Texas, el gobernador Greg Abbott firmó una orden ejecutiva similar que prohibiría los mandatos de cubrebocas. También se anunció que la Agencia de Educación de Texas (TEA, por sus siglas en inglés) no requeriría que las escuelas realicen un rastreo de contactos si alguien da positivo en la prueba de covid-19.

El anuncio de rastreo de contactos llevó al Distrito Escolar Independiente de Austin, que atiende a unos 75 mil estudiantes, a anunciar que no seguirían la guía de TEA y que implementarían el rastreo de contactos.

Las batallas sobre la orientación de covid -19 en los estados para los distritos escolares se producen cuando ha habido un aumento en los niños que contraen el nuevo virus, según un informe de la Academia Estadounidense de Pediatría y la Asociación de Hospitales de Niños.

“Hasta el 5 de agosto, casi 4.3 millones de niños dieron positivo por covid -19 desde el inicio de la pandemia”, se lee en el informe de la AAP. “Se agregaron casi 94 mil casos la semana pasada, un aumento sustancial continuo. Después de disminuir a principios del verano, los casos de niños han aumentado constantemente desde principios de julio".