Turistas se reunieron para presenciar el hielo que se había formado en la cima de la famosa cascada.

Las cataratas del Niágara se congelaron mientras tormentas invernales continúan azotando EE.UU.

Se capturaron imágenes asombrosas después de que las temperaturas cayeran a -2 ° F

James Crump@thejamescrump
martes 23 febrero 2021 20:35
Read in English

Partes de las Cataratas del Niágara se congelaron este lunes luego de las brutales tormentas invernales que continuaron azotando áreas de los Estados Unidos.

Después de que las temperaturas cayeran a -2F (-18C) en Niagara, estado de Nueva York, la semana pasada, los turistas se reunieron para presenciar el hielo que se había formado en la cima de la famosa cascada durante el fin de semana y el lunes.

Se vieron gruesos trozos de hielo flotando en el agua, mientras que nubes de vapor y un arco iris fueron visibles durante todo el día.

Las imágenes también mostraron grandes áreas de nieve intacta alrededor de las orillas de la cascada, ya que el emblemático hito se convirtió en su propio paraíso invernal en medio del clima frío.

Aunque algunas imágenes parecían que las cataratas estaban congeladas, el agua nunca dejó de fluir a pesar de las condiciones de congelación.

El hielo se forma en la cascada todos los años, pero la congelación generalizada sólo ocurre después de un período sostenido de temperaturas frías, según Niagara Falls USA.

Fotografías similares de grandes áreas de hielo en la cascada se capturaron en 2014 y 2015 cuando los eventos de vórtice polar golpearon el área.

Junto con muchos estados de los Estados Unidos durante las últimas dos semanas, Nueva York se ha visto afectada por un gran volumen de nevadas y se esperan más en Niágara durante los próximos días.

La última vez que las Cataratas del Niágara estuvieron cubiertas de tanta nieve fue en 2017 cuando cayeron 22 pulgadas, envolviendo las cataratas y las áreas circundantes en hielo.

Las condiciones de congelación afectaron a varios estados de Estados Unidos la semana pasada, lo que afectó gravemente a Texas, y el presidente Joe Biden declaró un desastre mayor en el "estado de la estrella solitaria", ya que millones de personas se quedaron sin electricidad o agua potable como resultado del clima sin precedentes.