Capitolio: Legisladores se preparan para reanudar la certificación de la elección tras los actos de violencia

Nancy Pelosi confirmó que esta noche continuará con la validación del triunfo de Joe Biden

Griffin Connolly
jueves 07 enero 2021 00:14

Joe Biden condena el ataque al Capitolio por parte de los simpatizantes de Trump

Read in English

La Policía del Capitolio de Estados Unidos y varias otras agencias policiales han despejado el Capitolio de manifestantes pro-Trump, que irrumpieron en el edificio, allanando el camino para que el Congreso continúe certificando los resultados de las elecciones de 2020.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha dicho que el proceso continuará el miércoles por la noche.

“Hoy se ha hecho un asalto vergonzoso a nuestra democracia. Fue ungido al más alto nivel de gobierno. Sin embargo, no puede disuadirnos de nuestra responsabilidad de validar la elección de Joe Biden”, escribió en una carta a sus colegas demócratas el miércoles.

"Con ese fin, en consulta con [los líderes demócratas] y después de llamadas con el Pentágono, el Departamento de Justicia y el vicepresidente, hemos decidido que debemos proceder esta noche en el Capitolio una vez que esté autorizado para su uso".

Los miembros del nuevo Congreso están ansiosos por terminar el trabajo de contar oficialmente el voto del Colegio Electoral después de que cientos, posiblemente miles, de manifestantes interrumpieron lo que ya era una sesión conjunta de alto drama, donde aproximadamente 150 republicanos desafiaban los resultados electorales en cinco estados.

Al menos una mujer fue asesinada a tiros y varios oficiales resultaron heridos en medio del caos, cuando los alborotadores irrumpieron en el edificio del Capitolio.

Se desplegaron gases lacrimógenos para dispersar a los simpatizantes de Trump que irrumpieron en varias oficinas en el Capitolio, incluida la de Pelosi, y se apoderaron de las salines de la Cámara y el Senado durante un tiempo.

Los líderes del Congreso y el vicepresidente Mike Pence no han anunciado exactamente cómo continuará la certificación, pero los legisladores están ansiosos por hacer un trabajo rápido de la tarea que tienen ante sí.

"Vamos a volver y haremos lo nuestro", dijo a los periodistas el senador demócrata de Virginia Occidental Joe Manchin III.

"Lo que sea necesario. Estos matones no nos están ahuyentando".

Otros demócratas se hicieron eco de la determinación de Manchin de finalizar el proceso de certificación el miércoles.

“[Estoy] todavía a salvo y parece que las cosas se están aclarando. Planeamos volver a la sesión hoy para certificar la votación para que el presidente electo Biden y la vicepresidenta electa Harris puedan asumir el cargo”, tuiteó el congresista Mike Thompson.

“Este es un día trágico y oscuro para nuestro gran país. Los actos de los alborotadores que asaltaron el Capitolio no serán tolerados”, escribieron los demócratas de California.

El senador Sheldon Whitehouse tuiteó que está “ansioso por volver a los procedimientos lo antes posible. Esta noche, espero".

El demócrata de Rhode Island no está solo en esas esperanzas, indicó.

“El día de la infamia debería terminar con nosotros haciendo nuestro trabajo. Muchos colegas están ansiosos por volver lo antes posible”, escribió Whitehouse.

El ataque este miércoles al Capitolio también ha provocado preguntas sobre cómo manejar a un Trump desafiante y trastornado en los últimos días de su administración, y varios demócratas han pedido la destitución del presidente saliente.

La congresista Ilhan Omar está redactando artículos de acusación contra Trump, una medida que al menos otros seis demócratas de la Cámara de Representantes han señalado que apoyarían.

Trump, a quien sólo le quedan 14 días en el cargo, ha sido acusado de incitar a la multitud desenfrenada que irrumpió en el Capitolio de Estados Unidos y empujó a los oficiales de policía en su camino hacia los salones del Senado y la Cámara.

"No podemos permitir que permanezca en el cargo, es una cuestión de preservar nuestra República y debemos cumplir con nuestro juramento", escribió Omar en un tuit anunciando que estaba elaborando artículos para pedir un juicio político.

Si bien ningún legislador republicano había emitido declaraciones públicas antes de las 18:30 hs del miércoles sobre la destitución de Trump de su cargo, varios habían denunciado a Trump por incitar a la insurrección en el Capitolio.

La congresista Liz Cheney, de Wyoming, la tercera republicana de más alto rango en la Cámara de Representantes, culpó del caos directamente al presidente saliente.

“Acabamos de tener una turba violenta que asaltó el Capitolio de Estados Unidos... No hay duda de que el presidente formó la multitud, el presidente incitó a la multitud, el presidente se dirigió a la multitud. Encendió la llama”, dijo Cheney.

El senador Mitt Romney fue un paso más allá y dijo que los republicanos que apoyan el intento de Trump de descartar los resultados del Colegio Electoral son igualmente cómplices de perpetrar la insurrección organizada.

“Lo que pasó aquí hoy fue una insurrección, incitada por el presidente de los Estados Unidos. Aquellos que opten por seguir apoyando su peligrosa táctica objetando los resultados de una elección democrática legítima serán vistos para siempre como cómplices de un ataque sin precedentes contra nuestra democracia. Serán recordados por su papel en este vergonzoso episodio de la historia de Estados Unidos. Ese será su legado”, declaró el republicano de Utah.

El presidente se mantuvo desafiante durante toda la jornada del miércoles, negándose a conceder la elección. Tampoco condenó rotundamente la multitud de simpatizantes pro-Trump reunidos en el Capitolio, diciéndoles que los "ama" pero instándolos a "irse a casa".

Varias horas después de hablar ante una multitud de simpatizantes cerca del National Mall, diciendo que "nunca cederemos, no sucederá", publicó un mensaje de video en el que instaba a la gente a abandonar los edificios que ocupaban en ese momento y respetar a los agentes del orden.

“Tienes que ir a casa ahora. Tenemos que tener paz. Tenemos que tener orden público”, dijo el presidente.