Marina estadounidense prohíbe al recluta Cameron Kinley jugar en la NFL

A otros estudiantes de las academias de servicio se les ha permitido jugar en la NFL

Josh Marcus
miércoles 09 junio 2021 16:42
Jake Paul sobrevive ocho rondas contra Floyd Mayweather
Read in English

Cameron Kinley, recién graduado de la Academia Naval de los Estados Unidos y uno de los mejores reclutas de fútbol americano, no podrá aplazar su nombramiento y jugar en la NFL, según ha anunciado la Marina.

El agente libre no reclutado expresó su consternación el lunes, diciendo que la decisión había aplastado su “sueño de la infancia” de ser profesional y luego servir en la Marina.

“He pasado la última semana procesando mis mociones, ya que es muy difícil haber estado tan cerca de lograr un sueño de la infancia y que me lo quiten”.

Estaba previsto que jugara como corner back en los Tampa Bay Buccaneers, ganadores de la Super Bowl, este otoño, junto al quarterback estrella Tom Brady.

El joven recluta, que fue presidente de la clase de la Academia Naval de los Estados Unidos y capitán del equipo de fútbol americano, también señaló cómo, bajo una política de la era Trump, se permitió a otros futuros atletas comisionados aplazar su entrada en el ejército para hacerse profesionales.

“Si bien reconozco que estos hombres son de diferentes ramas de los servicios armados, me desconcierta por qué soy la única persona a la que se le niega esta oportunidad”, señaló Kinley, y agregó: “Tenía la esperanza de mostrar el valor de una educación de la academia de servicio, los beneficios de las fuerzas armadas y cómo se le permitió la oportunidad de una carrera de fútbol profesional mientras seguía comprometido con el servicio futuro era una ganancia para todos”.

Leer más: Naomi Osaka se retira del torneo de Berlín y está en duda para Wimbledon

The Independent se ha puesto en contacto con la Armada para pedirle comentarios.

Kinley fue reclutado para jugar en el programa de fútbol de la Marina cuando era un estudiante de secundaria en Tennessee, con la expectativa de que podría seguir una carrera profesional junto con la militar.

Su agente, un compañero de la Academia Naval y jugador de fútbol americano llamado Ryan Williams-Jenkins, mencionó que estaba desconcertado por la elección de la Marina y preocupado por la salud mental de su cliente.

“Si hay una directiva y un precedente que permite a otros atletas de la academia de servicio buscar esta oportunidad, ¿qué hace que Cameron sea diferente?”, comentó en un comunicado. “Es importante señalar que esto podría tener un impacto a largo plazo en su salud mental en el futuro”.

En 2019, la administración de Trump introdujo una política de exención que permitiría a los futuros oficiales militares en las academias de servicio o que reciben comisiones del ROTC jugar deportes profesionales.

“Como declaré recientemente, estos estudiantes-atletas deberían poder aplazar sus obligaciones de servicio militar hasta que hayan completado sus carreras deportivas profesionales”, indicó el ex presidente sobre la política. “Dichos cadetes y guardiamarinas tienen un corto periodo de tiempo para aprovechar sus talentos atléticos durante el cual jugar a los deportes profesionales es realmente posible”.

La medida revierte una política de 2017, que impedía a los jugadores pausar sus comisiones para practicar deportes.

“Nuestras academias militares existen para desarrollar futuros oficiales que mejoren la preparación y la letalidad de nuestros servicios militares”, declaró la entonces portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, en un comunicado. “Los graduados disfrutan del extraordinario beneficio de una educación en la academia militar a costa de los contribuyentes”.

Finley mencionó que espera apelar la decisión.