“Di a luz en un camión”: Boebert se burla de licencia remunerada al recordar su parto

La congresista también afirmó que Buttigieg estaba tratando de “averiguar cómo alimentar con el pecho”

Graig Graziosi
miércoles 03 noviembre 2021 20:12

Lauren Boebert denuncia a Buttigeig por el permiso de paternidad y dice que dio a luz en su camión

Read in English

La congresista conservadora Lauren Boebert volvió a ser objeto de escarnio en las redes sociales la transmitir un desconcertante argumento contra el permiso de maternidad remunerado al afirmar que estaba tan ocupada que acabó dando a luz en el asiento delantero de su camión.

Desempeñando fielmente su papel de lanzadora de bombas reaccionaria, los comentarios de Boebert fueron una contestación a la decisión del Secretario de Transporte, Pete Buttigieg, de tomarse dos meses de permiso de paternidad para pasar tiempo con el hijo que él y su marido, Chasten, adoptaron recientemente.

Criticó a Buttigieg en un vídeo de YouTube.

“Escucha, soy madre de cuatro hijos”, dice en el vídeo. “Di a luz a uno de mis hijos en el asiento delantero de mi camión. Porque, como madre de cuatro, tenemos cosas que hacer. Nadie tiene tiempo para dos meses y medio de permiso de maternidad. Tenemos un mundo que salvar”.

No está claro qué quiere decir Boebert cuando se refiere a salvar el mundo o por qué eso impediría a alguien tener un bebé en un hospital.

Después de que Boebert termine de presumir de haber traído una vida al mundo a menos de un pie de distancia de la guantera de su camión, la conservadora de los valores familiares gira entonces para hacer una indirecta poco sutil a Buttigieg por ser gay y por querer pasar tiempo con su bebé.

Afirma en el vídeo que Buttigieg se tomó un permiso de “maternidad, paternidad, como quiera llamarlo” para poder “averiguar cómo alimentar al bebé”.

Naturalmente, Twitter estalló en condenas y burlas hacia la congresista.

Leer más: Victoria de Youngkin en Virginia es una “venganza de los padres”, dice Meghan McCain

En un reciente reportaje sobre la baja laboral por paternidad en The New York Times, Buttigieg defendió su decisión, argumentando que el trabajo de un padre tiene valor, aunque no esté al servicio directo de una empresa o del gobierno.

“Lo importante es tener un nuevo aprecio personal por el hecho de que esto es un trabajo. Puede que sea tiempo alejado de un papel profesional, pero es mucho tiempo de trabajo”, dijo al periódico.

El hecho de que los estadounidenses tengan que debatir si la crianza de un hijo es una tarea lo suficientemente valiosa como para justificar un permiso remunerado es probablemente extraño para los residentes de los 120 países que ofrecen permisos parentales remunerados por ley.

En EE.UU., siempre que se trabaje en una empresa con más de 50 empleados, se pueden tomar 12 semanas de permiso no remunerado en virtud de la Ley de Baja Médica de 1993. Por supuesto, eso no es de mucha ayuda si un padre no puede permitirse tres meses de baja laboral.

Boebert incluso se las arregló para incluir los problemas de la cadena de suministro en su discurso contra el permiso parental, sugiriendo que si hubiera algún retraso en los envíos durante la temporada navideña, los estadounidenses “sabrían a quién culpar”. No está claro dónde encajan las enseñanzas de Jesús sobre el perdón, la misericordia, la paciencia y el rechazo de la riqueza material en las opiniones de la aparentemente cristiana Boebert sobre los retrasos en los envíos navideños y el tiempo que los padres pasan con sus recién nacidos”.