Tribus nativas americanas piden “acción inmediata” para proteger el Monumento Nacional Bears Ears

La Administración Trump redujo drásticamente las protecciones para el monumento de Utah

Jade Bremner
miércoles 29 septiembre 2021 15:23
Joe Biden jura su cargo
Read in English

Las tribus nativas americanas han pedido al presidente Joe Biden que restaure las protecciones al Monumento Nacional Bears Ears de Utah después de que Donald Trump redujera sus límites en un 85 por ciento.

La Administración de Barack Obama estableció el Monumento Nacional Bears Ears en 2016, antes de que la Administración Trump redujera drásticamente el área protegida. Después de la elección de Biden, la secretaria del Interior, Deb Haaland, presentó sus recomendaciones sobre el sitio. El presidente Biden se comprometió a revisar la reversión de Trump en los monumentos nacionales de la nación, pero no se ha avanzado en el sitio Bears Ears.

"Han pasado ocho meses desde que firmó la Orden Ejecutiva 13990 dirigiendo una revisión integral de la reducción ilegal de la administración Trump del área del monumento y las protecciones y han pasado tres meses desde que se informó que la secretaria Haaland le presentó su informe", se lee en la carta dirigida al presidente Biden y obtenida por The Washington Post.

Los sitios sagrados están en riesgo de "profanación, saqueo, vandalismo y visitas mal informadas", continuó la carta firmada por Clark W. Tenakhongva, vicepresidente de la Tribu Hopi y Henry Stevens Jr, un representante de la Nación Navajo, en nombre de la Bears Ears Inter-Tribal Coalition, formada por las tribus Hopi, Zuni, Ute Mountain Ute y Navajo.

Las tribus han advertido que más retrasos degradarán aún más los sitios sagrados, debido a los permisos continuos para la recreación motorizada, además de posibles proyectos como pozos de agua, pastoreo de ganado y minería.

“Hemos tratado de ser pacientes y respetuosos mientras esperamos su decisión sobre la restauración. Sin embargo, si no se toman medidas, se está produciendo un daño real, mucho más permanente, en este paisaje sagrado. Además, hasta que no actúe, no podremos trabajar eficazmente con las agencias federales en el plan de gestión de tierras tribales en el que hemos estado trabajando durante los últimos tres años y medio”, concluía la carta. "Le pedimos respetuosamente que tome medidas inmediatas para restaurar las protecciones del paisaje cultural sagrado que llamamos Bears Ears".

Las áreas amenazadas han sido protegidas más de cien veces bajo la Ley de Antigüedades de 1906, que otorga a los presidentes el poder de crear monumentos nacionales y salvaguardar lugares importantes.

Leer más: ‘Reconstruir mejor, bla bla bla’: Greta se burla de Joe Biden y Boris Johnson

La ley surgió después del saqueo de artefactos por parte de coleccionistas privados a principios del siglo XX. El presidente Barack Obama estableció 26 monumentos, más que cualquier presidente antes que él. Donald Trump ordenó una revisión de la ley y todas las designaciones de monumentos nacionales realizadas desde 1996.

Trump firmó una orden ejecutiva para reducir los sitios, por lo que las tierras federales podrían estar abiertas al desarrollo, incluidas la perforación y la minería.