Pagos a la Seguridad Social experimentan el mayor aumento en décadas; costo de vida se dispara

El jubilado promedio recibirá $ 92 más al mes para ayudar con los aumentos de precios al consumidor

Oliver O'Connell
miércoles 13 octubre 2021 18:08

Precios altos y estanterías vacías en estas fiestas

Read in English

Los estadounidenses que reciben pagos de la Seguridad Social por parte del gobierno federal recibirán un aumento de casi el 6% en sus prestaciones a partir de principios de 2022.

La Administración de la Seguridad Social informó el miércoles que es necesario un aumento del 5.9% en los pagos para contrarrestar el actual repunte de la inflación causado por los cuellos de botella en la cadena de suministro, la escasez de mano de obra y otras perturbaciones económicas relacionadas con la pandemia de covid.

Los cheques más grandes se enviarán a casi 70 millones de personas, la mayoría de las cuales verán el cambio en enero. Esto incluye a los beneficiarios de la seguridad social, los veteranos discapacitados y los jubilados federales.

Unos 8 millones de estadounidenses que reciben prestaciones del programa de Seguridad de Ingreso Suplementario verán incrementados sus pagos a partir de finales de diciembre.

Los beneficiarios de los pagos más elevados serán notificados en diciembre sobre el importe en dólares de sus nuevas prestaciones. El trabajador jubilado medio recibirá 92 dólares más al mes. En 2021 el aumento fue de aproximadamente 20 dólares.

Con el aumento, el pago medio estimado de la Seguridad Social para un trabajador jubilado será de mil 657 dólares al mes el próximo año. Las prestaciones de una pareja típica aumentarían en 154 dólares, hasta los 2 mil 753 dólares mensuales.

Alrededor del 40% de los beneficiarios depende de los cheques mensuales para el 90% de sus ingresos, y constituye la mitad de las entradas de aproximadamente dos tercios de los beneficiarios.

La directora general de AARP, Jo Ann Jenkins, calificó el aumento de las prestaciones del gobierno como “crucial para los beneficiarios de la Seguridad Social y sus familias, que intentan mantenerse al día con los crecientes costes”.

Leer más: Departamentos de policía reciben más fondos un año después de las demandas para “desfinanciarlos”

Los datos publicados por la Oficina de Estadísticas Laborales mostraron que los precios subieron un 5.4% en septiembre sobre una base anualizada, y la inflación aumentó un 0.4 respecto a agosto.

El último Índice de Precios al Consumo muestra dónde la inflación está afectando más a los estadounidenses. Algunas de las subidas de precios más notables desde septiembre de 2020 son: coches de alquiler (43%), gasolina (42%), coches de segunda mano (24%), tocino (19%), hoteles (18%), huevos (13%) y muebles (11%).

Cada año, la Administración de la Seguridad Social calcula el ajuste por el coste de la vida (Cola) para el año siguiente. Normalmente aumenta entre el 1% y el 2%, con una media del 1.65% en los últimos 10 años.

La última vez que alcanzó niveles similares fue en plena Gran Recesión, cuando las prestaciones aumentaron un 5.8% para 50 millones de personas.

El mayor ajuste del coste de la vida se produjo en 1982, al inicio de la administración Reagan, cuando la inflación era una preocupación similar.

La Seguridad Social se financia con los impuestos sobre las nóminas recaudados de los trabajadores y sus empleadores. Cada uno de ellos paga el 6.2% de los salarios hasta un tope, que se ajusta cada año en función de la inflación.

El año que viene, el importe máximo de los ingresos sujetos a los impuestos sobre la nómina de la Seguridad Social aumentará a 147 mil dólares.

Con informes de Associated Press