Uno de los asaltantes del Capitolio fue arrestado por planear un ataque a un centro de datos de Amazon

Seth Pendley confesó a un informante del FBI que planeaba acabar con el “70% del internet”  con su atentado

Nathan Place
sábado 10 abril 2021 17:31

Trump podría ser culpable por su rol en los disturbios del Capitolio

Read in English

Un hombre que afirmó haber estado en los disturbiosdel Capitolio ahora ha sido acusado de conspirar para bombardear un centro de datos de Amazon, afirman las autoridades.

Seth Pendley, de 28 años, fue arrestado después de comprar lo que pensó que era un lote de explosivos plásticos C-4, supuestamente para un atentado planeado en Virginia, según el Fiscal Federal para el Distrito Norte de Texas. El vendedor de esos explosivos resultó ser un agente del FBI.

Mientras el FBI investigaba las actividades de Pendley, encontraron algo interesante: según él, había asistido al motín en el Capitolio de Estados Unidos. En mensajes privados de Facebook, Pendley se jactó con sus amigos de que había traído un rifle AR recortado a los disturbios del 6 de enero, aunque lo dejó en su automóvil, y tomó un trozo de vidrio roto como recuerdo.

Apenas dos días después del motín, un ciudadano preocupado se puso en contacto con el FBI después de leer publicaciones inquietantes de Pendley en un sitio web. Pendley supuestamente había dicho que planeaba "realizar un pequeño experimento" que podría ser "peligroso". Cuando otro usuario le preguntó qué quería, Pendley respondió, "muerte".

Más tarde ese mes, Pendley le escribió a una segunda persona que planeaba bombardear varios centros de datos de Amazon para "acabar con alrededor del 70 por ciento de internet".

Esa persona, que era un informante secreto del FBI, puso a Pendley en contacto con su "proveedor de explosivos".

Leer más: “Baked Alaska” insiste en que “ama” a los policías, a pesar de ser captado en video insultándolos

Pendley organizó una reunión con el proveedor. También le habló de sus planes para acabar con la “oligarquía” del FBI, la CIA y otras agencias federales atacando sus servidores web.

El 8 de abril, el aspirante a bombardero se reunió con su posible proveedor. El comerciante, que en realidad era un agente encubierto del FBI, vendió a Pendley una carga de explosivos plásticos C-4, que eran inertes, y le mostró cómo usarlos.

Mientras Pendley cargaba los explosivos falsos en su automóvil, un grupo de agentes del FBI lo arrestó.

Pendley ha sido acusado de un intento malicioso de destruir un edificio con un explosivo. Si es declarado culpable, podría enfrentar 20 años en una prisión federal.

En un comunicado, el fiscal federal interino Prerak Shah agradeció al FBI y al ciudadano preocupado que les avisó.

"Al señalar sus publicaciones al FBI, este individuo puede haber salvado la vida de varios trabajadores de la tecnología", dijo Shah. "También estamos increíblemente orgullosos de nuestros socios del FBI, que se aseguraron de que el acusado fuera detenido con un dispositivo explosivo inerte antes de que pudiera infligir un daño real".