Padres de niño muerto por ameba comecerebros demandan a la ciudad por un millón de dólares

Se cree que el mal mantenimiento o la cloración están detrás de la trágica muerte

Oliver O'Connell
jueves 07 octubre 2021 12:46

La familia de un niño de 3 años muerto por una ameba en un balneario de Arlington demanda a la ciudad

Read in English

Los padres de un niño de tres años que murió a causa de una rara ameba comecerebros contraída en un parque acuático municipal han presentado una demanda de un millón de dólares por homicidio culposo.

Bakari Williams falleció el 11 de septiembre después de haber estado hospitalizado durante una semana tras varias visitas al parque Don Mosenhimer de Arlington (Texas) en las semanas anteriores a su muerte.

Sus padres afirman que quieren difundir la causa de su trágica muerte.

“Bakari era un niño cariñoso, enérgico, apasionado, dulce, hermoso e inocente. No merecía morir de esta manera”, declaró a la prensa Tariq Williams, padre del niño.

“Para nosotros, este caso es una cuestión de concienciación pública. Lo último que queremos es que otra persona y su familia tengan que sentir y pasar por lo que nosotros estamos pasando en este momento”.

Kayla Mitchell, su madre, dijo que a Bakari le encantaba jugar en el chapoteadero y estaba lleno de energía, pero que desarrolló una fiebre de 102 grados el día después de su última visita y le faltaban las fuerzas incluso para ir al baño por sí mismo.

“A partir de ahí fue como si no quisiera comer. No quería beber. Todo lo que quería hacer era tumbarse, así que automáticamente supe que algo iba mal, porque, como he dicho, es un niño muy, muy activo”, señaló Mitchell.

Bakari fue trasladado al Hospital Infantil Cook y se enviaron muestras de agua a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para su análisis.

Leer más: Niño de 7 años muere después de ser infectado por una ameba comecerebros extremadamente rara

Los resultados de las pruebas mostraron la presencia de la ameba naegleria fowleri, que suele encontrarse en lagos y arroyos de agua dulce caliente, pero que también puede aparecer en piscinas y parques acuáticos si no se mantienen o cloran adecuadamente.

Fox 4 informó de que el alcalde de Arlington, Jim Ross, admitió los errores en el mantenimiento de los parques acuáticos.

La ciudad acusó previamente que los empleados de Parques y Recreación no registraron consistentemente, o en algunos casos no realizaron, las pruebas diarias de calidad del agua requeridas en dos lugares.

Uno de ellos era el parque Don Misenhimer y el otro el centro recreativo Beacon. Todas las piscinas de chapoteo administradas por la ciudad han sido cerradas.

Stephen Stewart, abogado de la familia, indicó: “no queremos que otro niño inocente muera de una ameba comecerebros. Es una locura que salga de mi boca una ameba comecerebros. Un poco de cloro y este niño estaría aquí hoy”.

El abogado Brian Hargrove añadió: “la ciudad de Arlington es responsable de la muerte de Bakari. La muerte de Bakari era 100% evitable. Estamos aquí hoy porque la ciudad de Arlington decidió ignorar las propias normas de seguridad que nos protegen a todos.”

“Los padres de Bakari no quieren que otro niño inocente se enfrente a la muerte que sufrió Bakari”, añadió Stewart.

Además de los más de un millón de dólares en concepto de daños y perjuicios, la demanda también pide a la ciudad que cumpla las directrices estatales sobre seguridad en los parques acuáticos.

La ciudad aún no ha comentado oficialmente la demanda.