Ahmaud Arbery: Padre e hijo sentenciados a cadena perpetua sin libertad condicional por asesinato de corredor negro

Travis McMichael y Gregory McMichael pasarán el resto de sus vidas en prisión por el asesinato de Ahmaud Arbery en febrero del 2020

Rachel Sharp
viernes 07 enero 2022 22:05
Judge sentences Gregory and Travis McMichael to life for murder of Ahmaud Arbery
Read in English

El padre e hijo blancos que persiguieron a Ahmaud Arbery, de 25 años y negro, en sus camionetas y lo mataron a tiros en un vecindario de Georgia, han sido condenados a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por su asesinato.

Travis McMichael, su padre Gregory McMichael y su vecino William “Roddie” Bryan Jr. fueron sentenciados el viernes en el juzgado del condado de Glynn en Brunswick, Georgia, después de las declaraciones del impacto emocional a la familia de la víctima, Ahmaud Arbery.

Travis McMichael, de 35 años, fue sentenciado a cadena perpetua más 20 años sin posibilidad de libertad condicional por nueve cargos, incluido homicidio doloso después de que le disparó a Arbery dos veces a quemarropa con una escopeta.

Gregory McMichael fue condenado a cadena perpetua más 20 años sin posibilidad de libertad condicional por ocho cargos, incluido un delito grave de homicidio. El hombre de 66 años se armó con un arma de fuego y se subió a su camioneta con su hijo ese día, para perseguir al corredor negro “como una rata” y amenazarlo con gritos de “¡detente o te volaré la maldita cabeza!”

Bryan, de 52 años, fue sentenciado a cadena perpetua con posibilidad de libertad condicional después de ser declarado culpable de seis cargos, incluido el homicidio grave, después de que los miembros del jurado escucharon cómo vio a sus vecinos mientras perseguían a Arbery y se subió a su propia camioneta para unirse. Después utilizó su vehículo como un “arma mortal de 5,000 libras” para arrinconar e intentar atropellar al hombre negro desarmado.

Los tres en términos efectivos fueron condenados a cadena perpetua ya que, según la ley estatal, la cadena perpetua con posibilidad de libertad condicional significa que la libertad condicional solo se puede considerar después de 30 años de prisión.

Bryan tendrá 82 años en su primera oportunidad de libertad, mientras que los McMichaels pasarán el resto de sus vidas en prisión.

Las proclamaciones de “Justicia para Ahmaud” y “Black Lives Matter” llenaron el aire fuera del tribunal después de que se dictaron las sentencias.

Antes de emitir su decisión de sentencia, el juez Timothy Walmsley pidió a la corte que se sentara en silencio durante un minuto, y agregó que sería “una fracción del tiempo que Ahmaud Arbery estuvo corriendo en Satilla Shores”.

“La persecución en Satilla Shores se prolongó durante un período de cinco minutos”, expresó, y agregó que ha pensado en “el terror que debe haber estado en la mente” de Arbery durante ese tiempo.

“Como todos sabemos ahora con base en el veredicto de noviembre, Ahmaud Arbery fue asesinado”, dijo.

“Es una tragedia, una tragedia en muchos, muchos niveles”.

Añadió: “Según lo entendemos, dejó su casa para salir a correr y terminó corriendo por su vida”.

El juez dijo que tomó su decisión de otorgar una sentencia más leve para Bryan porque cree que “se encuentra en una posición muy diferente” a los McMichaels.

Dijo que cree que Bryan ha mostrado remordimiento después del asesinato en sus acciones posteriores.

“Tomó medidas al principio de este proceso que demostraron que le preocupaba mucho que lo ocurrido no debería haber ocurrido”, dijo.

“Hace que Bryan se encuentre aquí en una posición diferente”.

Sin embargo, dijo que el veredicto al que llegó el jurado no podía ser disputado con base en la evidencia y que el resultado del día podría haber terminado de manera diferente si no se hubiera unido a la persecución en su camioneta.

Por el contrario, el juez Walmsley dijo que “desde muy temprano, Gregory McMichael trató de establecer una narrativa” acerca del asesinato.

Citó algunas de las declaraciones del hombre de 66 años a continuación, entre ellas: “Si pudiera haberle disparado al tipo, le habría disparado”.

También señaló los comentarios de Travis McMichael de que fue el “peor día de [su] vida”, e hizo hincapié en el impacto en tantas otras vidas por el asesinato.

Las imágenes de Travis McMichael “mientras levanta la escopeta para disparar contra Ahmaud Arbery” mostraban una “escena en verdad inquietante” de un hombre que era “perseguido y disparaban en su contra”.

La madre de Ahmaud Arbery, Wanda Cooper-Jones, presenta sus declaraciones del impacto emocional a la víctima durante una audiencia

“Y fue asesinado porque los individuos aquí en esta sala de audiencias tomaron la ley en sus propias manos”, dijo.

"Cuando Ahmaud Arbery cayó, los McMichaels le dieron la espalda", agregó.

El 23 de febrero de 2020, los tres hombres persiguieron a Arbery, quien estaba desarmado, a través del vecindario en su mayoría blanco de Satilla Shores en Brunswick en sus camionetas.

Lo acorralaron con sus vehículos antes de que Travis McMichael lo matara a tiros con una escopeta.

En el juicio, la defensa afirmó que los hombres sospechaban que Arbery era un ladrón e intentaban llevar a cabo un arresto ciudadano después de que lo vieron en imágenes de vigilancia varias veces en una casa en construcción en los meses anteriores a su muerte.

La familia de Arbery dijo que la ex estrella de fútbol preparatoriana y corredor entusiasta salió a trotar ese día.

No hay evidencia de que Arbery haya robado algo o haya cometido un crimen en el vecindario y los asesinos no mencionaron su intención de llevar a cabo un arresto ciudadano durante las entrevistas justo después del tiroteo.

Los tres hombres eludieron la justicia durante meses después del asesinato de Arbery; solo fueron arrestados cuando las imágenes filmadas por Bryan desde su camioneta durante la persecución se filtraron en línea.

Ahmaud Arbery fue perseguido y muerto a tiros por los tres asesinos

Todos fueron declarados culpables del asesinato de Arbery en su juicio de alto perfil en noviembre, que reavivó el llamado por justicia racial en Estados Unidos y puso de relieve a la obsoleta ley estatal de arresto de ciudadanos y el vigilantismo.

Los tres hombres fueron acusados de nueve cargos, incluido un cargo por homicidio doloso, cuatro cargos de delito grave por asesinato, dos cargos por agresión agravada, un cargo por encarcelamiento falso y un cargo por intento criminal de cometer encarcelamiento falso.

Travis McMichael fue condenado por los nueve cargos, Gregory McMichael por ocho cargos que no incluyen el cargo de homicidio doloso y Bryan por seis cargos: tres cargos por asesinato grave, un cargo por asalto agravado, un cargo por encarcelamiento falso y un cargo por intento criminal de cometer encarcelamiento falso.

Según la ley de Georgia, los tres hombres enfrentaban cadenas perpetuas obligatorias por sus cargos de asesinato y el juez determina si se les otorgaría cadena perpetua con o sin posibilidad de libertad condicional y si se cumplirían sentencias por cargos adicionales al mismo tiempo.

El asesinato también se castiga con la pena de muerte en Georgia, pero los fiscales optaron por no solicitar la pena de muerte en este caso.

Durante la audiencia de sentencia, la fiscal Linda Dunikoski pidió al juez que condenara a Travis McMichael y Gregory McMichael a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, y describió un “patrón de vigilantismo” del equipo de padre e hijo incluso antes del asesinato de Arbery.

La fiscal pidió al juez que condenara a Bryan a cadena perpetua con posibilidad de libertad condicional.

Los familiares de Arbery le pidieron al juez que los tres asesinos pasaran el resto de sus vidas tras las rejas.

Las imágenes del tiroteo (vistas aquí mientras eran mostradas en el juzgado) reavivaron las protestas por justicia racial

La madre de Arbery, Wanda Cooper-Jones, contuvo sus lágrimas cuando comenzó su declaración de impacto a la víctima y habló “directamente con [su] hijo”.

“Te hice una promesa el día que te enterré. Te dije que te amaba y que algún día de alguna manera haría justicia por ti”, dijo Cooper-Jones, quien llevaba una placa con una foto de su hijo.

“Hijo, te amo tanto hoy como el día en que naciste. Criarte fue el honor de mi vida y estoy muy orgullosa de ti”.

Cooper-Jones se sentó en el juzgado durante todo el juicio y lloró cuando se le mostró al tribunal la camiseta blanca de su hijo manchada de rojo con sangre y fotografías gráficas de su cadáver.

El padre de Arbery, Marcus Arbery, describió cómo había visto a Travis y Gregory McMichael, padre e hijo, sentados juntos en la sala del tribunal durante todo el juicio, mientras que él nunca volvería a sentarse con su hijo.

“El hombre que mató a mi hijo se ha sentado en esta sala todos los días junto a su padre”, dijo.

“Nunca más tendré la oportunidad de sentarme al lado de mi hijo, ni en la mesa de la cena, ni en las vacaciones ni en ningún otro lugar”.

William “Roddie” Bryan, en el centro, junto a su abogado Kevin Gough a la izquierda mientras el Juez del Tribunal Superior Timothy Walksmley dicta su sentencia

La hermana de Arbery, Jasmine Arbery, describió cómo las “cualidades” que amaba de su hermano, que mostraban que estaba “lleno de vida y energía”, eran las mismas que llevaron a los tres hombres a “suponer que Ahmaud era un criminal peligroso y a perseguirlo con armas de fuego listas”.

Los abogados de los tres hombres pidieron al juez que les otorgara las sentencias más bajas posibles.

El abogado de Bryan, Kevin Gough, le pidió al juez que le concediera la posibilidad de libertad condicional pero con consideración de libertad condicional anticipada.

La fiscal respondió al instante que tal desagravio no se puede aplicar a una condena de delito grave por asesinato.

Gough también afirmó que Arbery aún podría estar vivo si Bryan hubiera tenido éxito en golpearlo con su automóvil durante el caso.

“Si su vehículo hubiera chocado contra Arbery, entonces Arbery quizás todavía estaría vivo”, dijo.

Gregory McMichael en el tribunal al principio de la audiencia para su sentencia

Los tres asesinos condenados ahora enfrentarán cargos en un juicio federal separado por crímenes de odio que está programado para comenzar en febrero.

Los cargos de crimen de odio acusan a los tres hombres de usar la fuerza para intimidar e interferir con los derechos de Arbery debido a su raza. Estos cargos federales también conllevan una sentencia máxima de cadena perpetua.

A principios de esta semana, la familia de Arbery rechazó un acuerdo de declaración de culpabilidad de 11 horas para los tres hombres que los habría condenado a 30 años en una prisión federal por esos cargos.

El abogado Lee Merritt dijo el viernes por la mañana que la familia fue contactada por el Departamento de Justicia con el acuerdo de culpabilidad, pero lo rechazó porque quieren que los asesinos también enfrenten el juicio federal.

“Creemos que hoy el estado seguirá adelante con las sentencias de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, y creemos que esa es la sentencia adecuada”, dijo Merritt.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in