¿Qué ocurrió el 11 de septiembre y cuántas personas se vieron envueltas en los atentados?

Una mirada detallada a lo que sucedió en uno de los días más traumáticos de la historia

Nathan Place
martes 07 septiembre 2021 20:16

Se descubre un nuevo vídeo policial del 11-S

Read in English

El martes 11 de septiembre de 2001 comenzó como un día normal. Tanto en Nueva York como en Washington, DC, el tiempo de la mañana era soleado y despejado. Los estudiantes iban a la escuela, los trabajadores a la oficina y unas 17 mil personas se desplazaban a sus puestos de trabajo en el World Trade Center.

Al final del día, el mundo había cambiado. Estados Unidos había sufrido el peor atentado terrorista de su historia, casi 3 mil personas habían muerto y la historia había virado repentinamente hacia una trayectoria enormemente diferente y más violenta.

A continuación, una visión detallada de cómo se desarrollaron los acontecimientos del día.

World Trade Center

A las 8:46 de la mañana, un avión de American Airlines se estrelló contra la Torre Norte del World Trade Center. A bordo había 76 pasajeros y 11 miembros de la tripulación, que murieron en el acto. En los minutos siguientes, algunos creyeron que se trataba de un accidente.

A las 9:03 de la mañana, un segundo avión se estrelló contra la Torre Sur. En ese momento quedó claro que no se trataba de un accidente. Se estaba produciendo un ataque terrorista, llevado a cabo por extremistas de Al Qaeda que habían secuestrado varios aviones y los estaban utilizando como misiles.

Los incendios provocados por el choque de las Torres Gemelas, agravados por el combustible de los aviones, dañaron gravemente el acero de los edificios. A las 9:59, después de arder durante 56 minutos, la Torre Sur se derrumbó. A las 10:28, la Torre Norte también se derrumbó.

Al caer las torres, una enorme nube de polvo y ceniza inundó las calles circundantes, persiguiendo a los peatones en su huida. Los escombros de la Torre Norte también cayeron sobre el cercano edificio 7 del World Trade Center, provocando su incendio y posterior derrumbe.

En total, 2 mil 753 personas murieron en los atentados de Nueva York.

Leer más: “Creo que tenía razón”: George W. Bush defiende la decisión de entrar en Afganistán tras el 11-S

Pentágono

A las 9:37, un tercer avión se estrelló contra la pared oeste del Pentágono en Arlington, Virginia, cerca de Washington, DC. Las 64 personas que viajaban en el avión murieron, junto con las 125 personas que se encontraban en el edificio.

El choque provocó el derrumbe de parte del edificio y un incendio que tardó varios días en apagarse. Muchos de los supervivientes en el edificio sufrieron graves quemaduras; 106 personas resultaron heridas en total.

Vuelo 93

Un cuarto avión, el vuelo 93 de United Airlines, tuvo un destino diferente. Según el informe de la Comisión del 11-S, publicado años después, los pasajeros lograron dominar a los secuestradores de este avión e impidieron que alcanzaran su objetivo.

Dado que todos los que iban en el vuelo perecieron, los detalles sobre lo ocurrido son escasos. Pero los investigadores creen que en un momento determinado, después de que cuatro terroristas tomaran el control del vuelo 93, algunos de los pasajeros del avión se enteraron de los ataques a las Torres Gemelas y al Pentágono. Sospechando que el secuestro que estaban sufriendo formaba parte del mismo complot, un grupo de valientes civiles asaltó la cabina de mando.

Lo que ocurrió a continuación no está exactamente claro, pero las grabaciones de voz indican que hubo una violenta lucha entre los pasajeros y los terroristas. Poco después del enfrentamiento, el avión se estrelló en un campo cerca de Shanksville (Pensilvania) a las 10:03 horas. Las 44 personas que iban a bordo murieron.

Los investigadores creen que el objetivo de los secuestradores era la Casa Blanca o el Capitolio de Estados Unidos.

Consecuencias

En total, los atentados del 11 de septiembre causaron la muerte de 2 mil 977 personas.

Miles de voluntarios y trabajadores de rescate buscaron entre las ruinas del World Trade Center, entonces conocido como Zona Cero, para buscar sobrevivientes, recuperar cuerpos y limpiar los restos. El esfuerzo duró hasta el 30 de mayo de 2002, cuando se retiró la última pieza de acero. Muchos de los que trabajaron en la limpieza desarrollaron enfermedades, incluyendo cáncer, por respirar polvo tóxico. Se cree que más de 2 mil socorristas que trabajaron en el lugar han muerto desde entonces de cánceres que pueden estar relacionados con el 11-S.

Desde el punto de vista político y cultural, el 11-S sumió a Estados Unidos en un período de intenso temor. Brevemente, también unió a gran parte del mundo detrás de EE.UU., y a gran parte del público estadounidense detrás del presidente George W. Bush. A finales de septiembre, el índice de aprobación de Bush se disparó hasta el 90%, el más alto registrado por cualquier presidente en la historia.

Para muchos estadounidenses, el 11 de septiembre también avivó un furioso deseo de retribución. La administración Bush invocó el 11-S en sus justificaciones para las nuevas guerras en Afganistán, donde Al Qaeda tenía su base, y en Irak, que no tenía ninguna relación con los ataques. Veinte años después, el mundo sigue lidiando con las consecuencias.