Donald Trump claims economic fallout from coronavirus is 'God testing me'.mp4

Tasa de desempleo en Estados Unidos se mantiene en niveles preocupantes, pese a caída semanal de solicitudes de apoyos

Hasta este momento, más de 13 millones de personas reciben los apoyos de parte del gobierno por el desempleo

Oliver O'Connell
jueves 03 septiembre 2020 19:19
Read in English

El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios por desempleo disminuyó más de lo esperado en la última semana de agosto, pero las tasas de desempleo siguen siendo extremadamente altas, y millones todavía necesitan ayuda del gobierno.

En la semana que finalizó el 29 de agosto, 881,000 personas solicitaron ayuda estatal por desempleo. La cifra es el total semanal más bajo desde que comenzó la pandemia en marzo y está por debajo del total de la semana anterior de 1.011 millones de nuevos reclamos, según cifras del Departamento de Trabajo.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado 950,000 solicitudes en esa semana, pero la sorprendente cifra aún enmascara una realidad sombría: las nuevas solicitudes nunca superaron las 700,000 antes del inicio de la pandemia, ni siquiera durante la Gran Recesión de 2007-2009.

Las cifras del gobierno muestran que 13.3 millones de personas continúan recibiendo los beneficios tradicionales por desempleo, frente a los 1.7 millones de hace un año.

Una de las razones de la caída semanal es un nuevo cambio en la metodología para tener en cuenta las fluctuaciones estacionales en los datos del mercado laboral. Los economistas se habían quejado de que la metodología anterior se había vuelto menos confiable debido al impacto económico causado por la crisis del coronavirus.

Además de las personas que solicitaron beneficios por desempleo la semana pasada, otras 759,000 personas buscaron ayuda en el marco de un nuevo programa que ha hecho elegibles por primera vez a los trabajadores autónomos y a los trabajadores temporales, informa Associated Press. Esa cifra no se ajusta por las tendencias estacionales, por lo que se informa por separado.

Incluyendo a ese grupo, las cifras del Departamento de Trabajo muestran que 29.2 millones de personas están recibiendo algún tipo de beneficios por desempleo, aunque algunos estados podrían inflar esa cifra por doble conteo. Esto incluye beneficios estatales regulares, asistencia por desempleo pandémico y compensación de emergencia, beneficios extendidos y otros programas.

El viernes, el gobierno publicará su informe de empleo para agosto y se espera que anuncie que el mes pasado se agregaron 1.4 millones de empleos más.

Si bien se han recuperado 9.3 millones de puestos de trabajo desde la crisis inicial de despidos en marzo y abril, esa cifra es sólo el 42% del número total de puestos de trabajo perdidos atribuibles a la pandemia. Se perdieron otros 13 millones de puestos de trabajo.

Las pequeñas empresas también continúan sufriendo y, aunque muchas han vuelto a contratar a algunos empleados durante el verano, muchas anticipan despidos en los próximos meses.

Los datos publicados el miércoles por la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos muestran tasas de desempleo alarmantes en julio en las áreas metropolitanas de todo el país.

Las tasas más altas se registraron en El Centro, California (26,8 por ciento); Yuma, Arizona (24,8%); y Atlantic City-Hammonton, Nueva Jersey (24 por ciento), cifras no vistas desde la Gran Depresión en la década de 1930.

Los Ángeles y Nueva York, las dos áreas metropolitanas más grandes del país, tienen tasas de desempleo superiores al 16 por ciento.

A nivel nacional, la tasa de desempleo alcanzó su punto máximo en abril en el 14,7 por ciento y ahora se sitúa en el 10,2 por ciento. El pico anterior de la Gran Recesión fue del 10% en octubre de 2010.

Una nueva ola de despidos por parte de las principales empresas ha aumentado la preocupación de que muchas pérdidas de puestos de trabajo podrían ser permanentes.

Los economistas advierten que los despidos masivos continuarán y que es probable que cualquier recuperación vacile mientras el coronavirus continúe propagándose y el Congreso no actúe para extender otra ronda de pagos de estímulo para los desempleados y para los gobiernos estatales y locales.

Con información de Associated Press