Trump afirma que Texas controló la pandemia mientras que en El Paso alcanzan máximo histórico de contagios

Los funcionarios de salud del área metropolitana de El Paso reportaron el viernes 969 nuevos casos confirmados de coronavirus, lo que llevó a más de 10.000 casos activos en la región

Associated Press
sábado 24 octubre 2020 04:25
Usando una mascarilla como medida de prevención contra el nuevo coronavirus, el voluntario Michael Shearin ayuda a controlar el tránsito durante un evento de ayuda del banco de alimentos North Texas Food Bank el jueves 22 de octubre de 2020 en Dallas. (Foto/LM Otero)
Usando una mascarilla como medida de prevención contra el nuevo coronavirus, el voluntario Michael Shearin ayuda a controlar el tránsito durante un evento de ayuda del banco de alimentos North Texas Food Bank el jueves 22 de octubre de 2020 en Dallas. (Foto/LM Otero)

El presidente Donald Trump minimizó el número de víctimas del coronavirus en Texas durante el debate del jueves con Joe Biden.

“Hubo un pico muy grande en Texas, ahora ha desaparecido”, aseveró Trump.

Pero en la ciudad texana de El Paso, la situación por el COVID-19 es la peor que se ha visto desde que comenzó la pandemia.

Los funcionarios de salud del área metropolitana de El Paso reportaron el viernes 969 nuevos casos confirmados de coronavirus, lo que llevó a más de 10.000 casos activos en la región, luego de que las cifras se dispararan durante la semana pasada hasta alcanzar máximos históricos. El número de hospitalizaciones aumentó en 107 con respecto al jueves, lo que eleva el total a 678, y 195 de esas personas están en terapia intensiva.

Al menos 571 personas de la región han muerto desde que comenzó la pandemia. Y en todo el estado han sido más de 17.000 las víctimas.

Los funcionarios locales han reforzado las restricciones contra el virus: reduciendo el cupo máximo permitido en los negocios no esenciales al 50%, suspendiendo las visitas a las instalaciones que cuidan a los ancianos y prohibiendo las reuniones en los hogares. Es el primer gran condado de Texas en endurecer medidas desde que el gobernador Greg Abbott relajó las restricciones en septiembre.

El virus está afectando el área, de población mayoritariamente hispana, en más de un sentido, según Salvador Perches, director general de la funeraria Perches Funeral Homes, que brinda servicio en El Paso y en la vecina Ciudad Juárez, México. Las familias están pidiendo que los cuerpos sean trasladados a través de la frontera a medida que aumenta el número de muertos en Estados Unidos y México, agregó Perches, y señaló que ha añadido una unidad de refrigeración dentro de una de sus capillas para acomodar el creciente número de cuerpos.

En las últimas dos o tres semanas, Perches dijo que ha visto un aumento en las solicitudes de servicios funerarios, no sólo debido a las muertes por COVID-19, sino también a enfermedades no tratadas y a los suicidios por depresión por el aislamiento y la pérdida de empleo.

“La gente no puede rendirle homenaje a sus seres queridos, no podemos velarlos”, dijo.

El doctor Héctor Ocaranza, la autoridad sanitaria de la ciudad y el condado, calificó la situación de crítica. El contingente médico adicional de 500 personas y el equipo médico enviado por Abbott ayuda, pero dijo que es necesario que los residentes de El Paso “se den cuenta de que estamos en una situación desesperada” y asuman la responsabilidad personal de detener la propagación.

“El pico en El Paso ha continuado”, dijo Ocaranza, señalando que otras áreas metropolitanas de Texas no están viendo el mismo aumento. “En El Paso estamos en una situación diferente y seguimos viendo el aumento”.

El juez del condado de El Paso, Ricardo Samaniego, dijo que debido a que el condado está aislado de otras áreas metropolitanas, es fácil para el resto de Texas ser ciego a El Paso. Añadió que se han puesto en contacto con las ciudades vecinas tanto de Texas como de Nuevo México, además de coordinarse con la embajada mexicana y el alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada, quien recientemente dio positivo a COVID-19, para mitigar la propagación juntos.

Samaniego dijo que trabajará con los líderes estatales para revisar las restricciones en el condado en dos semanas si las últimas no ayudan tanto como esperan.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in