Biden acusa a Trump de ‘débil’ por no poder detener la violencia

‘Se dice a sí mismo como una figura de orden. No lo es, no es parte de la solución, a estas alturas es parte del problema’

lunes 31 agosto 2020 23:31
Joe Biden.
Joe Biden.
Read in English

La presidencia de Donald Trump se ha guiado por el miedo y ha avivado la violencia contra los estadounidenses, dijo su rival demócrata Joe Biden en recientes declaraciones que señalaron al presidente y su respuesta a las protestas en curso contra la injusticia racial.

"Este presidente perdió hace mucho tiempo cualquier liderazgo moral", dijo el exvicepresidente en declaraciones desde Pittsburgh, Pensilvania, el lunes. "No puede detener la violencia porque durante años la fomentó... Su incapacidad para llamar a sus propios seguidores a que dejen de actuar como milicia armada en este país muestra lo débil que es".

En una breve y furiosa transmisión, el candidato criticó el argumento del presidente de que los estadounidenses estarían más seguros en su segundo mandato, mientras su campaña se basa en imágenes de manifestaciones contra la brutalidad policial durante la actual administración.

"¿Cuál es su prueba? La violencia que se vive en el país que gobierna Donald Trump", dijo Biden. "Estas son imágenes de los Estados Unidos de Donald Trump hoy... Está empeorando y sabes por qué, porque Donald Trump ha alimentado todos los incendios".

"Enderezar no es protestar, saquear no es protestar, prender fuego no es protestar", dijo. "Es ilegalidad, simple y llanamente".

En su discurso por un Estados Unidos "más seguro", el candidato cuestionó si el presidente ha hecho que Estados Unidos sea más seguro no solo por el espectro de anarquía que ha fomentado su campaña, sino también por la pandemia que ha matado a más de 180.000 estadounidenses, así como por las consecuencias económicas que han amenazado a millones de empleos y empresas.

Sus comentarios describieron a un presidente que ha volcado la vida estadounidense al no ofrecer ni siquiera la ilusión de seguridad no solo por los disturbios sino también por las crisis bajo la administración Trump, incluida la de salud pública, la devastación económica y la violencia policial injustificada.

"¿Alguien cree que habrá menos violencia en Estados Unidos si Donald Trump es reelegido?" preguntó Biden, quien formuló la pregunta por segunda vez, preguntando: "¿Realmente se sienten más seguros con Trump?"

"El presidente actual quiere que vivan con miedo", dijo. "Se anuncia a sí mismo como una figura del orden. No lo es, y hasta ahora no ha sido parte de la solución. Es parte del problema".

Biden dijo que las elecciones de noviembre, cuya votación anticipada comenzará en los próximos días, ha llegado en un momento en el que "Donald Trump está tan desesperado que haría cualquier cosa" para mantenerse en el poder.

De ser electo, Biden advirtió que su administración trabajaría para "bajar la temperatura" del país con una retórica "menos divisiva", eliminando una presidencia que ha sido una "presencia tóxica durante cuatro años", envenenando a los estadounidenses, sus valores y la democracia en sí misma.

Las elecciones de noviembre decidirán si los estadounidenses eligen "deshacerse de esta toxina o convertirla en una parte permanente del carácter de esta nación", dijo.

Hizo declaraciones horas antes de que el presidente aterrizara en Kenosha, Wisconsin, luego de que explotaran las manifestaciones nocturnas contra la violencia policial a causa de que un oficial de policía que disparó siete balas en la espalda de Jacob Blake, un hombre afroamericano que quedó paralizado por el tiroteo. Kyle Rittenhouse, un partidario de Trump blanco de 17 años de Illinois que viajó a Wisconsin para las manifestaciones, ha sido acusado de matar a dos manifestantes y herir a otro.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo el lunes que el presidente no comentaría sobre el caso de Rittenhouse.

Pero el presidente se enfureció en Twitter contra los demócratas y promovió conspiraciones de derecha después de que un hombre vinculado a un grupo de extrema derecha, y que ha alentado la violencia en las protestas, fuera asesinado a tiros en Portland el domingo.