Director ejecutivo de Coca Cola condena medidas de supresión de votantes de Georgia; es “inaceptable”, dice

"Es un paso atrás y no promueve los principios que hemos defendido aquí en Georgia", dice James Quincey

Danielle Zoellner
jueves 01 abril 2021 00:09

En un comunicado emitido el lunes, la compañía dijo que estaba “decepcionada con el resultado”.

Read in English

El director ejecutivo de Coca Cola, James Quincey, se ha pronunciado en contra de los cambios recientes en las leyes de votantes en Georgia que, según los activistas, suprimirían a los votantes, y calificaron la nueva legislación de "inaceptable".

"Siempre nos opusimos a esta legislación", dijo Quincey el miércoles al hablar con CNBC.

"Permítanme ser claro e inequívoco, esta legislación es inaceptable, es un paso atrás y no promueve los principios que hemos defendido aquí en Georgia, en torno al acceso amplio a la votación, la conveniencia de los votantes, la garantía de la integridad electoral y esto es francamente sólo un paso atrás", agregó el empresario de origen británico.

Coca Cola, que tiene su sede en Georgia, junto con otras empresas, se ha enfrentado a la presión de activistas políticos para hablar y condenar la legislación SB202 que fue firmada la semana pasada por el gobernador Brian Kemp, un republicano.

En un comunicado emitido el lunes, la compañía dijo que estaba "decepcionada con el resultado", pero que "no veía esto como el capítulo final" en Georgia con respecto a las leyes electorales.

Quincey no explicó por qué la compañía evitó inicialmente condenar la legislación después de que se promulgó la semana pasada, pero dijo que la compañía sería "más contundente" en su perspectiva.

"La realidad es que muchas cosas se mejoran, se hacen y se logran en privado, sin tener que tomar una postura pública, pero en este caso no funciona, claramente", dijo Quincey. "Y así, estamos siendo más contundentes en nuestra posición pública incluso más que a principios de esta semana, y continuaremos abogando por el cambio en Georgia".

El controvertido proyecto de ley, conocido como SB202, implementó varios cambios importantes en la votación que podrían afectar a los georgianos en futuras elecciones. Estos cambios incluyeron otorgar a los funcionarios estatales el poder máximo sobre las juntas electorales del condado, lo que significa que un estado administrado por republicanos como Georgia podría descalificar a los votantes demócratas.

Leer más: Coca-Cola despide a 2,200 trabajadores en el mundo

El proyecto de ley también implementó los requisitos de identificación de votantes para las boletas de voto ausente, las urnas de votación limitadas e hizo ilegal llevar comida o agua a los votantes que esperaban en la fila.

Evitar la comida y el agua para los votantes que hacen cola ha causado especialmente controversia en el estado, dado que Georgia era conocida por las largas filas de votantes, específicamente en los distritos no blancos.

El proyecto de ley ya se ha visto afectado por tres demandas por separado desde que se promulgó la semana pasada.

El director ejecutivo de Delta Air Lines, Ed Bastian, se pronunció en contra de la legislación esta semana en un memorando enviado a los miembros del personal. Dijo que la ley es "inaceptable y no coincide con los valores de Delta". La empresa también tiene su sede en Georgia.

Los líderes de Citibank, Merck y American Express también se han pronunciado sobre la ley y algunos han alentado a más líderes corporativos a condenar la medida.