Los errores más comunes que comete la gente cuando intenta hacerse vegana

Si vigilas tu B12 y das prioridad a los alimentos integrales, reducirás el riesgo de sentirte mal

Prudence Wade
martes 26 octubre 2021 20:37
(Matt Crossick / PA)
(Matt Crossick / PA)
Read in English

Nigella Lawson admite que se sintió “muy agotada” después de probar el veganismo, y que solo duró dos semanas con una dieta basada en plantas.

La cocinera, de 61 años, declaró a The Sunday Times: “No podría ser vegana, aunque me encantan las verduras. No le veo sentido. Estoy muy contenta de no comer tanta carne, pero me encanta”.

Después de su paso por el veganismo, Lawson dice que sintió que “necesitaba huevos, de repente” - tal vez una señal de que su dieta carecía de vitamina B12, o que simplemente no había dominado todavía la repostería vegana.

El veganismo está en auge, y la gente elige una dieta basada en plantas por diversas razones, desde la salud hasta el medio ambiente. Si estás pensando en hacer el cambio -pero quieres durar un poco más que las dos semanas de Lawson- hay ciertos errores que debes tener en cuenta...

Hacer demasiado, demasiado pronto

Si eres un carnívoro empedernido y has decidido no comer carne, no te recomendamos que lo hagas de golpe.

En su lugar, es mucho más prudente realizar los cambios de forma lenta pero segura. Tal vez empiece por tener un día sin carne a la semana o por suprimir la carne roja; cuando te sientas cómodo, prueba el vegetarianismo antes de hacerte totalmente vegano. Si te das tiempo para acostumbrarte a estos cambios en tu dieta, es probable que los cambios sean mucho más sostenibles a largo plazo.

No consumir suficiente B12

Los antojos de huevos de Lawson podrían ser una señal de que no estaba consumiendo suficiente B12. Esto no suele ser un problema si eres omnívoro -la B12 se encuentra en productos animales como los huevos, los lácteos y la carne- pero requiere un poco más de esfuerzo si eres vegano.

Según el NHS (Servicio Nacional de Salud), los síntomas de una deficiencia de B12 son el cansancio extremo y la falta de energía. Si es la primera vez que adoptas una dieta basada en plantas, asegúrate de consumir suficientes alimentos enriquecidos con B12 (como algunas leches vegetales, cereales y levadura nutricional), o empieza a tomar suplementos.

Depender demasiado de los alimentos procesados

Desde las hamburguesas sin carne hasta los rollos de salchicha veganos, el mercado de los alimentos de origen vegetal se ha disparado en los últimos años. Aunque es estupendo que haya tantas opciones, hay que tener cuidado de no depender demasiado de estos productos.

Las alternativas a la carne suelen estar más procesadas que los alimentos enteros que cocinas tú mismo, por lo que pueden contener más sal, azúcar y grasas saturadas de lo que esperas. Cocinar tus propias comidas desde cero será probablemente más saludable y te permitirá ahorrar dinero.

Falta de proteínas

Según la Fundación Británica del Corazón, la mujer promedio debería consumir 45 gramos de proteínas al día, y 55 gramos los hombres. No es especialmente difícil si tu dieta incluye carne, pero tendrás que planificar un poco más si eres vegano. Para asegurarte de que ingieres suficientes proteínas, recurre a alimentos como las legumbres, la avena, los frutos secos e incluso algunas verduras (te sorprenderá la cantidad de proteínas que contienen los espárragos, el brócoli y la col rizada).

No consumir suficientes calorías

La carne y los lácteos suelen ser bastante calóricos. Sin embargo, si has sustituido tus comidas habituales por legumbres y verduras, es posible que necesites comer más para tener la energía que necesitas para seguir con tu día.