La cámara del cuerpo de la policía muestra la muerte de Daniel Prude

Hombre afroamericano es asesinado por oficiales de policía en Nueva York; lo asfixiaron con una capucha contra el pavimento

Los activistas han pedido que se presenten cargos contra los agentes

Gino Spocchia
jueves 03 septiembre 2020 20:31
Read in English

Un hombre afroamericano murió por asfixia después de un encuentro con la policía de Nueva York, tuvo la cara presionada contra el pavimento durante dos minutos, dijo su familia.

Daniel Prude, que sufría de su salud mental, fue perseguido por la policía en Rochester, Nueva York, que luego lo inmovilizó con una supuesta “capucha para escupir”.

La muerte de Prude, que ocurrió el 30 de marzo, se produjo después de siete días de soporte vital.

Por primera vez el miércoles, su familia realizó una conferencia de prensa en la que divulgó el video de la cámara del cuerpo de la policía y los informes escritos que obtuvieron mediante una solicitud de registros públicos.

Los videos muestran a Prude, quien se había quitado la ropa cumpliendo, cuando la policía le pide que se tire al suelo y ponga las manos a la espalda.

Prude, que está visiblemente agitado y gritando mientras se sienta en la acera esposado por unos momentos, grita a los oficiales: “Denme su arma, la necesito”.

Se les ve poniéndose una “capucha de escupir” blanca sobre su cabeza para protegerse de la saliva del detenido, siguiendo las precauciones contra la pandemia de coronavirus.

Cuando Prude exige que le quiten la capucha, los agentes fuerzan la cabeza del hombre de 41 años contra el pavimento, mientras otro agente coloca una rodilla en la espalda de Prude.

"¡Intentando matarme!" dice Prude, antes de quedarse en silencio.

El video muestra a los oficiales quitándose la capucha mientras los médicos realizan RCP antes de que Prude sea cargado en una ambulancia.

Un médico forense concluyó que la muerte de Prude fue un homicidio causado por "complicaciones de la asfixia en el marco de la inmovilización física".

El informe, publicado el miércoles, también enumeró el delirio excitado y la intoxicación aguda por fenciclidina, o PCP, como factores contribuyentes.

“La policía nos ha demostrado una y otra vez que no está equipada para manejar a personas con problemas de salud mental”, dijo la activista de la organización ‘Free the People’ Ashley Gantt, quien apareció en la conferencia de prensa del miércoles junto a la familia de Prude.

“Estos oficiales están entrenados para matar y no para pacificar. Estos oficiales están entrenados para ridiculizar, en lugar de apoyar al Sr. Daniel Prude”, agregó.

Prude, conocido por su familia de Chicago con el sobrenombre de "Rell", era padre de cinco hijos adultos y había estado trabajando en un almacén durante el último año, dijo su tía Letoria Moore.

"Era una persona brillante y cariñosa, orientada a la familia, siempre ahí para nosotros cuando lo necesitábamos", dijo, y "nunca lastimó ni hirió a nadie".

Prude había quedado traumatizado por la muerte de su madre y un hermano en los últimos años, después de haber perdido a otro hermano antes de eso, dijo Moore.

En sus últimos meses, había estado yendo y viniendo entre su casa de Chicago y la dirección de su hermano en Rochester porque quería estar cerca de él, dijo.

"Sé que no se merecía que la policía lo matara", agregó.

El encuentro fatal tuvo lugar dos meses antes de la muerte de otro hombre afroamericano desarmado, George Floyd, quien fue asesinado bajo custodia policial de Minneapolis.

Su muerte, que provocó manifestaciones en todo el país contra el racismo y la brutalidad policial, enfureció a los estadounidenses después de que las imágenes mostraran a los agentes inmovilizando a Floyd en el suelo hasta que no podía respirar.

Al igual que con los oficiales en el caso de Floyd, los activistas ahora han pedido que los involucrados en la muerte de Prude enfrenten cargos de asesinato y suspensión del servicio.

La oficina de la procuradora general del estado de Nueva York, Letitia James, que inició una investigación sobre la muerte en abril, dijo el miércoles que la investigación continúa.

Informes adicionales de Associated Press