Sanciones de Estados Unidos a Cuba afectarían el flujo de remesas

Más de 400 oficinas de Western Union corren el riesgo de cerrar tras un nuevo bloqueo económico por parte del gobierno de Donald Trump

Via AP news wire
miércoles 28 octubre 2020 22:32
El país recibe alrededor de 3 mil 500 millones de dólares cada año por esta vía
El país recibe alrededor de 3 mil 500 millones de dólares cada año por esta vía
Read in English

Más de 400 oficinas de Western Union de las que los cubanos dependen en gran medida para las remesas enviadas por familiares en el extranjero están en peligro de cerrar en medio de un número creciente de sanciones que el gobierno de Estados Unidos ha impuesto a la isla.

El gobierno de Cuba dijo que las 407 oficinas podrían cerrar a fines de noviembre, una medida que podría afectar a millones de personas que dependen del dinero enviado por sus familiares para sus gastos diarios si no se encuentran alternativas.

"Invito al presidente a vivir aquí en Cuba por un día sin las remesas familiares que recibimos de Western Union, solo por un día", dijo la ama de casa Karina Hidalgo en referencia al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mientras esperaba en la fila con su hija el miércoles para recoger los 70 dólares que su esposo en Miami envía mensualmente.

Los posibles cierres se derivan de una reciente sanción de Estados Unidos que prohíbe a la agencia gubernamental cubana Fincimex manejar tales transacciones financieras. Fincimex, que coordina las remesas a través de Western Union y otras entidades, tiene vínculos con Gaesa, una empresa militar que tiene intereses económicos de gran alcance en toda la isla. La sanción tiene como objetivo negar ingresos a cualquier empresa vinculada al ejército cubano, y se produce cuando la pandemia aplasta las ganancias de cientos de miles de residentes que dependen del turismo.

Fincimex criticó la sanción en una publicación de Facebook el martes por la noche.

“Hacerlo en medio de una pandemia subraya el cinismo, el desprecio por el pueblo cubano y el oportunismo del gobierno de Estados Unidos”, afirmó la empresa.

La sanción es una de varias impuestas por Trump cuando corteja a los votantes cubanoamericanos en Florida antes de las elecciones. La semana pasada, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que el objetivo era cortar el flujo de dinero al ejército cubano, al que acusó de apoyar a Venezuela y violar sistemáticamente los derechos humanos.

En general, el gobierno de Cuba dice que ha perdido casi 5.6 mil millones de dólares en un año como resultado de las sanciones.

“Dejando a un lado la política, les pido que piensen en la gente”, dijo Daynela Pupo, quien alquila su casa para compensar la caída de los ingresos por turismo.

Los expertos estiman que se envían anualmente hasta 3 mil 500 millones de dólares en remesas a Cuba en promedio, una importante fuente de ingresos para muchos que dependen del efectivo para pagar alimentos y servicios, así como para financiar negocios privados.

En un comunicado que Western Union envió a The Associated Press, dijo que exploraría formas de seguir operando cumpliendo con las nuevas reglas y regulaciones. Sus oficinas en Cuba permanecen abiertas por ahora, y la compañía dijo que brindaría información adicional una vez que formalice nuevos planes.

El economista cubano Omar Everleny Pérez dijo a la AP que si bien los posibles cierres crearían problemas, señaló que había otras alternativas, incluido el uso de otros bancos y agencias, o depender de personas que viajan a Cuba y traen bienes y efectivo.

___

La reportera de AP Milexsy Durán en Cuba y Gisela Salomón en Miami contribuyeron a este informe.