Ómicron: dos inyecciones brindan poca protección contra nueva variante, pero refuerzo tiene 75% de efectividad

Se espera que ómicron sea la variante dominante en el Reino Unido para la siguiente semana, pero los funcionarios de salud creen que la protección contra enfermedades graves y la hospitalización permanecerá arriba

Samuel Lovett
miércoles 15 diciembre 2021 23:14
Coronavirus in numbers

Dos inyecciones contra el covid no ofrecen una protección sólida contra la infección sintomática de la nueva variante ómicron, según muestra el análisis del gobierno, ya que las vacunas muestran menos efectividad que contra delta.

Sin embargo, aquellos que han recibido una inyección de refuerzo permanecen protegidos hasta en un 70 por ciento.

El gobierno británico advirtió que el país se enfrenta a una “muy preocupante situación”, mientras que el Reino Unido está a punto de experimentar un aumento inminente de casos impulsados por la nueva variante, junto con un temido aumento en las admisiones hospitalarias entre los no vacunados o mal protegidos.

Ya se puede sentir el impacto de la nueva variante. El viernes se reportaron 58.194 infecciones en el Reino Unido, el total más alto desde el 9 de enero. También se confirmaron otros 448 casos de ómicron, lo que eleva el total a 1.265, pero ahora se cree que la cifra real superó los 10.000.

Ómicron se transmite de manera más efectiva que delta y se espera que sea la variante dominante para la próxima semana, momento en el que representará más del 50 por ciento de todas las infecciones, dijo la UKHSA (Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido). Las tendencias actuales sugieren que Gran Bretaña alcanzará más de un millón de casos de ómicron antes de finales de diciembre.

No queda claro cómo esto se traduce a presión sobre el NHS (Servicio Nacional de Salud), pero la Dra. Susan Hopkins, asesora médica en jefe de UKHSA, dijo que existía la preocupación de que “incluso reducciones muy pequeñas en la eficacia de la vacuna contra enfermedades graves podrían provocar un aumento de las hospitalizaciones”.

“La mayor preocupación es que si tenemos un número muy alto de personas infectadas al mismo tiempo, con la tasa de duplicación que vemos en este momento, entonces descubriremos a todas aquellas personas que tienen menos respuesta inmune o aquellas personas que aún no han recibido su dosis de refuerzo o que aún no han sido vacunadas”.

Dijo que todavía hay más de cinco millones de personas en Inglaterra que aún no han recibido una sola dosis de vacuna, un número “significativo”.

El análisis de UKHSA muestra que las vacunas AstraZeneca y Pfizer brindan niveles mucho más bajos de protección contra la infección sintomática de ómicron que delta, lo que hace la gente con dos inyecciones sean vulnerable a la variante.

Sin embargo, las personas que recibieron una inyección de Pfizer después de dos dosis de cualquiera de las vacunas están protegidas entre un 70 y un 75 por ciento, mostró la investigación. Cerca del 40 por ciento de todas las personas mayores de 12 años en el Reino Unido han recibido una dosis de refuerzo.

Aún no se conoce la eficacia de la vacuna contra la enfermedad grave por ómicron, pero se espera que sea bastante mayor que la protección contra la infección leve, incluso después de dos dosis. Los datos sobre esto no estarán disponibles hasta después de varias semanas, dijo UKHSA.

El análisis se basó en 581 personas infectadas con ómicron, junto con miles de casos delta. UKHSA advirtió contra la sobreinterpretación de los resultados.

La Dra. Mary Ramsay, jefa de inmunización de la UKHSA, dijo que los hallazgos reafirman la importancia de recibir un refuerzo cuando sea posible.

“Estas primeras estimaciones deben tratarse con precaución, pero indican que unos meses después de la segunda vacuna, existe un mayor riesgo de contraer la variante ómicron en comparación con la variante delta. Los datos sugieren que este riesgo se reduce de manera significativa después de obtener vacuna de refuerzo”.

El gobierno ha dicho que tiene la intención de ofrecer la vacuna de refuerzo a todos los mayores de 18 años para fines del próximo mes.

La oficina del primer ministro ha dicho que se impondrán restricciones de covid más estrictas si los peores temores sobre la variante ómicron se vuelven realidad. Los funcionarios han elaborado planes de contingencia, denominados “Plan C”, que se cree que incluyen el retorno del servicio de mesa en los pubs y el uso de cubrebocas en más lugares en Inglaterra.

La oficina dijo que no está “al tanto” de ningún documento que enumere las medidas más estrictas que están en consideración, pocos días después de que Boris Johnson activó su Plan B, uso de cubrebocas y orientación más integrales para trabajar desde casa, para contrarrestar el rápido aumento en casos de ómicron.

Pero el portavoz del primer ministro dijo: “Necesitamos mantener las características de esta variante bajo revisión y, de ser necesario, actuáremos”.

El secretario de Comunidades, Michael Gove, quien presidió una reunión de emergencia de Cobra el viernes por la noche, dijo que el Reino Unido enfrenta una “situación de verdad preocupante” dada la rápida propagación de la variante ómicron.

Dijo que a los ministros se les había presentado “nueva y muy desafiante información” y reveló que el 30 por ciento de los casos reportados en Londres ahora son causados por ómicron, que solo fue identificado en el Reino Unido hace quince días.

Gove también advirtió que la evidencia sugiere que ómicron tiene “más probabilidades” que las variantes anteriores de covid-19 de “posiblemente” conducir a ingresos hospitalarios entre los que tienen esquemas completos de vacunación.

“Esos hechos significan que debemos tomar medidas, y por eso presentamos propuestas a la Cámara de los Comunes el martes”, dijo.

La advertencia se produce cuando Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia, dijo que el país podría experimentar un “tsunami de infecciones” impulsado por ómicron.

En concordancia con sus homólogos de Inglaterra, Sturgeon dijo que la nueva variante podría tener un gran impacto en el NHS durante las próximas semanas. “Un porcentaje menor de un número mayor todavía resultará en una gran cantidad de casos que podrían necesitar atención hospitalaria”, dijo.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in