Investigador chino eliminó datos sobre los primeros casos de covid en Wuhan

“Este estudio no aporta ninguna prueba sólida adicional a favor de la zoonosis natural o del accidente de laboratorio”, afirma el investigador

Samuel Osborne
viernes 25 junio 2021 12:25
La brecha económica entre ricos y pobres se amplió drásticamente en medio de la pandemia
Read in English

Un destacado científico estadounidense ha descubierto que las primeras secuencias del genoma del coronavirus presentadas por un investigador chino fueron borradas de una base de datos compartida.

Jesse Bloom, investigador del Centro Oncológico Fred Hutchinson de Seattle, ha publicado un artículo en el que afirma haber descubierto que las secuencias genéticas tomadas de los primeros casos de coronavirus en China fueron borradas de una base de datos de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

El Dr. Bloom ha podido recuperar los archivos del almacenamiento en la nube para descubrir que algunos de los primeros casos en la ciudad china de Wuhan son genéticamente diferentes de las variantes que finalmente se extendieron y causaron la pandemia.

Bloom indicó que los datos no arrojan más luz sobre si el virus se propagó de forma natural de los animales a los seres humanos o si fue el resultado de una fuga de laboratorio.

“Este estudio no aporta ninguna prueba sólida adicional a favor de la zoonosis natural o del accidente de laboratorio”, confirmó Bloom a la CNN. “Más bien, muestra que hay secuencias adicionales de una época relativamente temprana del brote que aún se desconocen, y que en algunos casos tienen mutaciones que sugieren que probablemente son evolutivamente más antiguas que los virus del mercado”.

En un artículo preimpreso publicado en bioRxiv, que aún no ha sido revisado, Bloom escribió: “recupero los archivos borrados de la nube de Google, y reconstruyo secuencias parciales de 13 virus epidémicos tempranos”.

Leer más: Presidente de Moderna afirma que habrá una necesidad “crónica” de vacunas de refuerzo contra el covid

“El análisis filogenético de éstas en el contexto de los datos existentes cuidadosamente anotados sugiere que las secuencias del mercado que son el foco del informe conjunto de la OMS y China no son totalmente representativas de los virus en Wuhan a principios de la epidemia”.

“En su lugar, el progenitor de las secuencias conocidas del SARS-CoV-2 probablemente contenía tres mutaciones relativas a los virus del mercado que lo hacían más similar a los parientes del coronavirus del murciélago del SARS-CoV-2”.

En un extenso hilo de Twitter, expuso las implicaciones de su investigación.

“En primer lugar, el hecho de que este conjunto de datos haya sido eliminado debería hacernos escépticos de que todas las demás secuencias tempranas relevantes de Wuhan hayan sido compartidas. Ya sabemos que muchos laboratorios de China ordenaron destruir las primeras muestras”, escribió.

“La segunda implicación importante es que puede ser posible obtener información adicional sobre la propagación temprana de #SARSCoV2 en Wuhan, incluso si se obstaculizan los esfuerzos para más investigaciones sobre el terreno”.

Las secuencias fueron retiradas en junio de 2020 a petición del investigador chino que las presentó originalmente en marzo de ese año, confirmó el NIH a la CNN. mencionó que era una práctica habitual permitirlo.