Ómicron: ¿Se puede consumir alcohol después del refuerzo de la vacuna contra el covid-19?

Muchas personas que han recibido su refuerzo de la vacuna contra el coronavirus o ‘booster shot’, se preguntan si pueden consumir bebidas embriagantes y qué tanto podrían afectar estas a la eficacia de la inoculación.

Jose Luis Montenegro
lunes 10 enero 2022 21:55
Protestas contra las restricciones anti-COVID-19

Otro año de padecer los estragos de la pandemia del covid-19 y, tras la llegada del mes de diciembre, muchas personas se preguntan si pueden consumir alcohol con motivio de las fiestas navideñas. Y no solo eso, la gente quiere saber si la ingesta de bebidas embriagantes puede disminuir la eficacia de las vacunas contra el coronavirus.

La respuesta a esta interrogante es depende qué tanto alcohol consumas.

De acuerdo con algunos expertos, no existen pruebas certeras de que tomar alcohol reduzca la eficacia de la vacuna contra el covid-19. Hay otros estudios que, en cambio, aseguran que tomar cantidades moderadas de alcohol podría beneficiar al sistema inmune al reducir su inflamación.

Sin embargo, al ingerir grandes cantidades de alcohol, sobre todo a largo plazo, podría contribuir al debilitamiento del sistema inmune y alterar o interferir en la respuesta de la vacuna contra el coronavirus o sus diferentes cepas. Al debilitar el sistema inmunitario con alcohol, el cuerpo humano tarda en recuperar los niveles de anticuerpos contra cualquier tipo de virus, incluido el SARS-CoV-2.

Algunos estudiosos en México refieren que para no potenciar los efectos secundarios de la vacuna como mareos, dolor de cabeza o náuseas, se recomienda no ingerir bebidas embriagantes por las siguientes 72 horas e, inclusive, hasta 21 días después de la inyección, lo equivalente a tres semanas. Según los expertos, el alcohol actúa con un efecto inmunosupresor, que provoca alteraciones en el cuerpo muy similares a la depresión y el estrés.

La International Society of Substance Use Prevention and Treatment Professionals (ISSUP) también informó que el constante y grave consumo de alcohol puede provocar la pérdida de linfocitos T y lifoncitos B periféricos, los cuales están relacionados a la defensa del cuerpo humano. Estos dos componentes del sistema inmune ayudan a neutralizar agentes infecciosos como lo son los virus y las bacterias.

Si aún así tienes dudas de cómo podría afectarte la ingesta del consumo de alcohol después de inmunizarte por tercera vez contra el covid-19, consulta a un médico especialista en virus y bacterias, o a tu agente de salud de confianza.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in