Advierten por “deuda de inmunidad” post-COVID, bebés son hospitalizados con un virus infantil que generalmente se observa en invierno

El VRS, que suele aumentar durante los meses de invierno, puede causar enfermedades graves en niños de cinco años o menos

Danielle Zoellner@dani__zoellner
martes 13 julio 2021 16:56
Pfizer buscará autorización para la vacuna de refuerzo contra COVID-19
Read in English

Los expertos en salud han informado de que ha aumentado el número de niños pequeños y bebés que contraen una enfermedad respiratoria, ya que advierten que el aumento podría deberse al levantamiento de las restricciones por coronavirus.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades publicaron el mes pasado una advertencia sanitaria sobre el aumento de niños que contraen el virus respiratorio sincitial (VRS).

El VRS, que suele aumentar durante los meses de invierno, puede causar enfermedades graves en niños de cinco años o menos y en adultos mayores.

La Dra. Claudette Poole, médico especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Hospital Infantil de Alabama, declaró a NBC News que es probable que el virus se esté “recuperando” de la temporada de invierno, en la que la mayor parte del país estaba sometida a restricciones más estrictas en materia de coronavirus.

“Mi especulación es que, como hemos suprimido su tiempo de circulación normal durante el invierno, ahora está recuperando el tiempo perdido”, dijo la Dra. Poole.

En la mayoría de los casos de VRS, el virus sólo provoca síntomas leves similares a los del resfriado común. Pero puede convertirse en bronquitis y neumonía graves en niños pequeños y ancianos. Normalmente, mata a unos 500 niños menores de cinco años cada año.

La actividad del VRS se mantuvo baja entre mayo de 2020 y marzo de 2021, pero los CDC han informado de que desde entonces ha habido un repunte de casos desde finales de marzo, según el Sistema Nacional de Vigilancia de Virus Respiratorios y Entéricos (NREVSS), una red de vigilancia basada en laboratorios.

Los expertos en salud dijeron que la menor circulación del VRS durante la temporada de invierno podría significar que los bebés y los niños pequeños podrían tener un mayor riesgo de síntomas graves del VRS, ya que no experimentaron los niveles normales de exposición al virus en comparación con las temporadas pasadas, lo que se conoce como una “deuda de inmunidad”.

Leer más: FDA emitirá una nueva advertencia sobre un raro trastorno autoinmune a partir de la vacuna Johnson & Johnson

Una deuda de inmunidad puede producirse cuando las personas que no han estado expuestas a niveles normales de virus y bacterias experimentan un aumento de las infecciones al entrar en contacto con un virus.

“No había tantos niños en las guarderías porque muchos padres estaban sin trabajo o trabajaban desde casa”, dijo a NBC News el Dr. Sean McTigue, jefe interino de la división de enfermedades infecciosas pediátricas de la University of Kentucky HealthCare.

Esta enfermedad respiratoria, al igual que el covid, puede propagarse a través de las gotitas en el aire cuando alguien tose o estornuda.

Estados Unidos no es el único país que está experimentando un aumento de los casos de VRS. Nueva Zelanda también ha informado de un aumento de niños enfermos por el virus respiratorio.

El país ha informado de casi mil casos de VRS en las últimas cinco semanas, según el Instituto de Ciencia e Investigación Medioambiental.

En los bebés menores de seis meses, el VRS puede provocar síntomas como irritabilidad, mala alimentación y apnea. Los bebés mayores y los niños pequeños pueden experimentar una disminución del apetito antes de tener tos, fiebre y sibilancias.

En el aviso de salud, los CDC dijeron que el pico del VRS se desvió de un patrón de circulación típico para el virus, por lo que no fue posible para la agencia anticipar la propagación, el pico o la duración de la actividad viral.

Los expertos en salud han aconsejado a los padres que vigilen de cerca a sus hijos si tienen alguna condición de salud subyacente, dado el actual pico del VRS.

Los padres también pueden optar para que sus hijos lleven mascarillas una vez que comience el colegio en otoño, como barrera adicional para protegerse de virus como el VRS.