Personas no vacunadas tienen 29 veces más probabilidades de ser hospitalizadas por COVID-19, estudio de CDC

Los funcionarios de salud enfatizan que 'la forma de poner fin a esta pandemia es con más vacunas', ya que la variante Delta, que es más contagiosa, amenaza con socavar los esfuerzos de inoculación

Alex Woodward
jueves 26 agosto 2021 00:06
Europa se prepara para administrar la tercera dosis contra la COVID-19
Read in English

Las personas que no fueron vacunadas contra covid-19 tienen casi cinco veces más probabilidades de estar infectadas y 29 veces más probabilidades de ser hospitalizadas que las personas que fueron vacunadas contra la enfermedad, según una investigación realizada en Los Ángeles, publicada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.

La evidencia sigue a la publicación de varios estudios similares que revelan la capacidad de las vacunas para reducir significativamente el riesgo de enfermedad grave, hospitalización y muerte, al tiempo que subraya los impactos alarmantes de las infecciones y la transmisión entre los no vacunados a medida que la más contagiosa variante Delta se vuelve dominante.

Otro informe publicado por los CDC el martes también ilustró la disminución de la eficacia de las vacunas contra el aumento de las infecciones del Delta, que los funcionarios de salud de EE.UU. señalaron a principios de este mes luego de varias semanas de tasas crecientes de enfermedades graves que han sobrecargado los sistemas de salud y advertencias a los estadounidenses de que las vacunas siguen siendo la mejor defensa para mantener a las personas fuera de los hospitales.

Las investigaciones realizadas en los EE. UU., Israel y el Reino Unido ha demostrado una disminución parcial en la eficacia de la vacuna contra infecciones que van de leves a moderadas e incluso graves, aunque no está claro si esa disminución se ha dado por la caída en los niveles de inmunidad, un aumento en las transmisiones en medio de restricciones reducidas y menos estrictas pautas de salud como usar máscaras, o el dominio de la variante Delta, o una combinación de los tres factores.

En el último estudio de los CDC, que se centró en un grupo de trabajadores de la salud de primera línea, la eficacia de la vacuna se redujo al 66 por ciento en los últimos meses, en comparación con el 91 por ciento en los meses que precedieron al dominio de Delta.

Los resultados del estudio de Los Ángeles, que revisa las infecciones desde el 1 de mayo hasta julio, cuando la variante Delta era predominante, “son similares a los de estudios recientes que indican que la vacunación covid-19 protege contra infecciones graves con una prevalencia creciente de la variante Delta”, señala el informe.

“Los esfuerzos para aumentar la cobertura de vacunación contra covid-19, en coordinación con otras estrategias de prevención, son fundamentales para evitar” hospitalizaciones y muertes, según los CDC.

Los funcionarios de salud de la Casa Blanca han señalado un aumento en los esfuerzos de vacunación, ahora con un promedio de aproximadamente 450 mil inyecciones por día, con 6 millones de inyecciones en los últimos siete días, el total más alto de siete días en más de un mes, según el asesor jefe de coronavirus Jeff Zientz.

Leer más: Expertos: se estanca la búsqueda del origen del COVID-19

“La forma de acabar con esta pandemia es con más vacunas”, señaló a los periodistas el 24 de agosto.

Aun así, las tasas de infecciones y muertes por covid-19 continúan aumentando, según la directora de los CDC, Rochelle Walensky.

Tras las crecientes tasas de hospitalizaciones por coronavirus, el promedio de siete días de muertes diarias por la enfermedad es ahora de 739, lo que representa un aumento del 23 por ciento con respecto al período anterior de siete días, manifestó.

La Dra. Walensky mencionó a los periodistas el 18 de agosto que a los funcionarios “les preocupa que la fuerte protección actual contra infecciones graves, hospitalización y muerte pueda disminuir en los próximos meses, especialmente entre aquellos que están en alto riesgo o que fueron vacunados antes”, lo que han impulsado a funcionarios de la salud para recomendar inyecciones de “refuerzo” para los estadounidenses vacunados ocho meses después de su segunda dosis de los medicamentos de dos dosis de Moderna y Pfizer.

“El propósito general de las vacunas es mantenernos fuera del hospital”, agregó el Cirujano General Vivek Murthy la semana pasada.

Más de 171 millones de estadounidenses elegibles de 12 años o más están completamente inoculados de covid-19, según datos de los CDC al 23 de agosto.

Tras la orden de aprobación completa de Pfizer dada por la Administración de Alimentos y Medicamentos el lunes, varias grandes empresas e instituciones han emitido requisitos para que los empleados estén vacunados contra la enfermedad, que probablemente genere más requisitos en la atención médica y otros trabajos que sean o no de primera línea.

Se emitieron requisitos para los trabajadores federales, militares a través del Departamento de Defensa de EE.UU., trabajadores de la salud en los departamentos de Asuntos de Veteranos, Salud y Servicios Humanos. Las universidades de los EE.UU. también han establecido requisitos para los estudiantes y el personal.

La cadena de farmacias CVS Health, que opera cerca de 10 mil farmacias minoristas, requerirá que el personal y las enfermeras estén completamente vacunados antes del 31 de octubre.

El sistema de salud de Louisiana Ochsner, uno de los empleadores más grandes del estado, también exige que sus empleados se vacunen.

Los empleados sindicalizados de Walt Disney World en Florida también deben estar vacunados antes del 22 de octubre.

El gigante del petróleo y el gas Chevron también requerirá vacunas para los trabajadores que viajen al extranjero, los trabajadores de plataformas marinas y otro personal.

Las empresas y las instituciones “deben dar un paso al frente” y seguir el ejemplo, expresó Zientz el martes.

“Tienen el poder de proteger a sus comunidades y poner fin a la pandemia mediante los requisitos de vacunación”, agregó.