“Es un momento de alegría”: cómo la gente celebra el Diwali sin restricciones

Después de que las festividades se vieron veladas por un confinamiento nacional en 2020 en el Reino Unido, Saman Javed se entera de cómo la gente planea celebrar este año.

miércoles 03 noviembre 2021 19:24
Nuevo máximo de muertes por COVID en Rusia a pesar de la prolongación de las vacaciones
Read in English

Esta semana, hindúes, sijs y jainistas de todo el Reino Unido celebrarán el Diwali, también conocido como el “Festival de las Luces”. Tras el levantamiento en julio de las últimas restricciones impuestas por la ley covid, esta celebración de cinco días permitirá a amigos y familiares reunirse en los templos religiosos, intercambiar regalos y compartir manjares culturales.

Aunque el Diwali tendrá lugar el jueves para los tres grupos religiosos, cada uno de ellos lo celebrará por motivos diferentes. Para la población hindú del Reino Unido -que es de aproximadamente 817.000 personas según el censo de 2011- Diwali marca el día en que la diosa Durga derrotó a un demonio llamado Mahishasura, y es una celebración de “la victoria de la luz sobre la oscuridad” y “el bien sobre el mal”.

En el sijismo, Diwali se llama Bandi Chhor Divas, que se traduce como “día de la liberación”. Para los 423.000 sijs del Reino Unido, conmemora el día en que el sexto gurú de los sijs, Gurú Hargobind, fue liberado de la prisión en la ciudad india de Gwalior. Para los jainistas, Diwali es el aniversario del día en que el Señor Mahavir alcanzó la moksha, la liberación del ciclo de la reencarnación.

El año pasado, Diwali tuvo lugar el 14 de noviembre; 11 días después de que el Primer Ministro Boris Johnson anunciara el segundo cierre nacional. Las restricciones anularon la posibilidad de celebrar grandes reuniones familiares y los elaborados espectáculos pirotécnicos que suelen tener lugar en todo el Reino Unido, y cerraron los lugares de culto. A pesar de la reducción de las restricciones en todo el país, algunos hindúes, sijs y jainistas siguen dudando sobre la posibilidad de socializar en grandes reuniones de personas este Diwali. En la última semana, el Reino Unido registró 280.479 nuevos casos del virus. Hasta el 2 de noviembre, 1.131 personas han muerto en los 28 días posteriores a recibir un resultado positivo en la prueba.

Shashi Aggarwal, de 70 años, y su marido no pasarán Diwali con sus hijos y su familia ampliada debido a la preocupación por la propagación del covid. En su lugar, enviarán paquetes de comida a sus hijos y nietos. Estos paquetes incluirán dulces del sur de Asia, llamados “mithai”, cuyo reparto es un aspecto importante de Diwali.

“Voy a hacer todos los dulces indios que suelo cocinar todos los años”, dice. La estrella de sus paquetes será el Gulab Jamun, un dulce redondo con base en leche que se empapa en un fragante jarabe aromatizado con agua de rosas y cardamomo. “Si hay algo que se me da muy bien, y por lo que soy famosa, es por mi Gulab Jamun”, afirma con orgullo. “Y también hago salados, como la mezcla de Bombay, y una mezcla de frutos secos tostados”, añade.

Será el segundo año consecutivo en el que Shashi celebrará tranquilamente en su casa. Antes de la pandemia, 15 familias diferentes se reunían en una casa designada, donde cada parte traía un plato diferente para festejar antes de que tuviera lugar un gran espectáculo de fuegos artificiales en el jardín. Este año, pasará el día decorando su casa con flores frescas y haciendo un Rangoli, una decoración artística creada en la entrada de la casa que significa buena suerte y prosperidad.

Otros aprovechan la oportunidad para celebrar con toda la familia. Antes de recibir a sus hijos y nietos en su casa el jueves, Neelam Aggarwal-Singh, miembro fundador de la Indian Hindu Welfare Organisation, también ha estado ocupada preparando sus dulces favoritos.

Leer más: China cierra una escuela llena de niños tras un caso de COVID

“Evidentemente, prepararemos el dulce favorito de mi familia, que es Gajjar [zanahoria] ki barfi”, dice. El barfi es un tipo de mithai hecho con leche en polvo y azúcar, y en este caso, zanahorias. “Se ha convertido en una tradición familiar: Diwali no es lo mismo sin Gajjar ki barfi. Y mis hijos empiezan a pedirlo desde mucho antes de Diwali, llamándome y diciendo: ‘Mami, no te olvides de hacer mucho’”, comenta.

Mientras que un Diwali sin restricciones ha dado a comunidades enteras la libertad de reunirse para festejar y lanzar fuegos artificiales, para muchos puede ser también el primer Diwali sin los seres queridos perdidos durante la pandemia. Ravi Bhanot, de 60 años, que perdió a su hermana de 52 años a causa del coronavirus este año, afirma que, aunque la pérdida significa que las celebraciones serán más discretas que en años anteriores -su familia ha decidido no intercambiar regalos-, el Diwali es “un momento para apreciar lo que tienes”.

“Es celebrar el bien sobre el mal, y un momento para estar alegres. Ha sido un año devastador, pero Diwali es una excusa para ser feliz y alegrarse”, menciona. Este año, Light Up London, un grupo dedicado a organizar eventos de Diwali, del que Bhanot es copresidente, organiza una “Noche de Diwali” en Chigwell, Essex. El sábado 6 de noviembre se reunirán multitudes para intercambiar dulces tradicionales, sostener bengalas y ver cómo se iluminan los árboles con luces. Poco después, se servirá una comida caliente que incluirá una variedad de platos indios.

Un aspecto común de la celebración del Diwali entre sijs, hindúes y jainistas es la visita al templo sagrado para rezar y rendir homenaje a las respectivas deidades de cada religión. Por separado, cada grupo realiza también rituales religiosos en casa. Aggarwal-Singh, un hindú cuya familia procede del norte de la India, deja las luces encendidas alrededor de la casa la noche anterior al Diwali. La creencia es que la diosa Lakshmi, la diosa de la riqueza, la fortuna, el poder, la belleza y la prosperidad, puede visitarle en cualquier momento.

Estudios recientes demuestran que el público británico es cada vez más consciente de la crisis climática, por lo que la preocupación por el medio ambiente también influye en las celebraciones de Diwali. Una encuesta realizada por la compañía de seguros Aviva entre 4.000 adultos del Reino Unido reveló que el 52 por ciento de las personas son más conscientes del medio ambiente ahora que antes de la pandemia.

Kajal Sheth, de 41 años y de religión jainista, lo celebrará con su familia más cercana y algunos primos, visitando juntos su templo local y compartiendo dulces. Aunque los fuegos artificiales son un tema común en las celebraciones de Diwali, la familia no hará una exhibición propia. “Tendemos a evitar los fuegos artificiales simplemente por la contaminación ambiental que provocan”, dice. Según la Red de Calidad del Aire de Londres, al explotar los fuegos artificiales liberan en el aire finas partículas de polvo ricas en metales tóxicos. “Estas partículas pueden entrar en los pulmones y agravar los síntomas de quienes padecen enfermedades pulmonares. Además, el humo de las hogueras contiene monóxido de carbono y otros gases contaminantes”, señala la organización.

“Siempre es muy bonito ver todos los despliegues de color, pero como los fuegos artificiales son perjudiciales para el medio ambiente y para las pequeñas criaturas de los alrededores, decidimos no hacerlos”, recalca Sheth.

Aunque las celebraciones de Diwali serán diferentes en todo el Reino Unido; algunas personas aprovechan un festival sin restricciones, mientras que otras se sienten amenazadas por el número de casos de covid persistentemente elevado, los más de 18 meses de pandemia han puesto de manifiesto “el aprecio por pasar tiempo con la familia para todos”, dice Khushy Patel, de 29 años. Como proviene de un hogar pequeño -ella y su madre-, celebrarán el Año Nuevo hindú, que cae el viernes, con primos y amigos de la familia.

“Antes de que llegara el covid, todo el mundo estaba muy ocupado con sus vidas. Así que creo que ahora todo el mundo pone más énfasis en la celebración de Diwali, porque ahora agradecemos el hecho de poder vernos y pasar tiempo juntos”, concluye.