DeSantis afirma que los cubrebocas son una obsesión de los medios de comunicación

El gobernador emitió una orden ejecutiva que prohíbe a los distritos escolares exigir a los estudiantes el uso del cubrebocas

Graig Graziosi
viernes 27 agosto 2021 21:15
Estados Unidos vive su más alarmante repunte de casos de Covid-19 en los últimos seis meses
Read in English

El gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, se mantiene firme en su afirmación de que los cubrebocas no marcan la diferencia a la hora de mitigar el contagio del coronavirus, llegando a afirmar que a los miembros de la prensa “les encanta que los niños lleven mascarilla.”

El gobernador hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa el miércoles en la que acusó a los medios de comunicación de adoptar una “posición editorial” sobre el uso de las mascarillas, tras lo cual afirmó haber leído un artículo de “3 mil palabras” del New York Times que sugería que el uso de las mascarillas era ineficaz.

Ahora hay más personas enfermas de covid en Florida que en cualquier otro momento de la pandemia. Un promedio de 227 personas mueren cada día de covid, con un promedio semanal de 22 mil casos. A modo de comparación, la media de siete días en Nueva York -que fue el epicentro del virus- es de mil 800.

Florida es el estado más infectado del país, lo que lo convierte en uno de los lugares más afectados por el covid.

Desde que comenzó la pandemia, DeSantis ha dejado claro que se opondría a prácticamente cualquier esfuerzo de mitigación o restricción si interfiriera con el comercio. Aunque ha apoyado la vacuna y ha animado a sus residentes a vacunarse, también ha utilizado sus poderes ejecutivos para anular las restricciones de emergencia y los mandatos de enmascaramiento aprobados por los gobiernos locales.

Más recientemente, DeSantis utilizó sus poderes para prohibir a los distritos escolares la aplicación de los mandatos de mascarilla para los estudiantes. Amenazó con castigar a cualquiera que violara sus órdenes reteniendo la financiación, pero sus amenazas fueron en gran medida ignoradas por los funcionarios de las escuelas públicas de Florida, que han exigido cubrebocas a pesar de todo.

Durante la misma conferencia de prensa en la que DeSantis sugirió que el enmascaramiento era ineficaz, también aludió a las escuelas que lo han desafiado, señalando que habría “consecuencias adicionales” para aquellos que no se alinearan. Al ser presionado, DeSantis no proporcionó más detalles.

En la actualidad, más de la mitad de los 2.8 millones de estudiantes del estado están en escuelas donde se exige el uso de mascarillas.

Leer más: La mitad de los trabajadores estadounidenses quiere que sus compañeros se vacunen antes de volver al trabajo

La orden ejecutiva de DeSantis se enfrenta a desafíos judiciales por parte de los padres y de al menos un distrito escolar. Los abogados de ambas partes de la demanda presentada por el grupo de padres darán hoy sus argumentos finales.

Las demandas afirman que la orden de DeSantis es un acto inconstitucional de extralimitación ejecutiva.

La orden del gobernador también se enfrenta a la oposición fuera de los tribunales. El Departamento de Educación de EE.UU. ha enviado una carta a DeSantis y al gobernador de Texas, Greg Abbott, que también emitió una orden similar, expresando su apoyo a los distritos escolares que se niegan a cumplir con las directivas.

“El Departamento reconoce que varios distritos escolares en su Estado ya se han movido para adoptar tales políticas en línea con la orientación de los CDC para la reapertura y el funcionamiento de las instalaciones escolares a pesar de las prohibiciones a nivel estatal. El Departamento apoya a estos dedicados educadores que están trabajando para reabrir las escuelas de forma segura y mantener la instrucción en persona”, escribió el Secretario de Educación Miguel Cardona en la carta.