Investigan cuatro posibles muertes por covid en EE.UU. que ocurrieron antes del primer deceso oficial

Se dijo que la primera muerte relacionada con covid se remonta a febrero de 2020

Namita Singh
viernes 10 septiembre 2021 19:50
La FDA otorga la aprobación total a la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech
Read in English

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en los EE.UU. está investigando cuatro muertes de enero de 2020, ya que sospecha que están relacionadas con el coronavirus, lo que marca un desarrollo significativo que potencialmente puede revisar la línea de tiempo de cuándo la pandemia llegó por primera vez al país.

Según el New York Times, al menos cuatro certificados de defunción repartidos por los estados de Kansas, California, Alabama y Wisconsin se han modificado en los últimos meses para incluir al covid-19 como la causa sospechada, lo que sugiere que el virus mortal cruzó más rápidamente los continentes de lo que se informó inicialmente.

Durante la mayor parte de la pandemia, una mujer de San José llamada Patricia Dowd fue incluida como la primera persona en los Estados Unidos en morir de covid-19. Murió el año pasado el 6 de febrero. Pero en septiembre de este año, los médicos hicieron cambios en el certificado de defunción de Lovell “Cookie” Brown, una mujer de 78 años en Kansas, convirtiéndola en la primera muerte sospechosa relacionada con covid, informó Mercury News.

Según el NYT, los CDC comenzaron su investigación después de que su jefe de estadísticas sobre muertes recibió información a fines del año pasado de que alguien había muerto por covid-19 en enero de 2020. Aunque fue un error, ya que la persona que lo certificó suponía que ocurrió en junio de 2020 y no enero, el error inició los esfuerzos de la agencia para investigar la primera muerte relacionada con covid.

El certificado de defunción de Brown, que inicialmente decía que murió de un derrame cerebral y una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, fue revisado para incluir la “neumonía Covid-19” entre las causas de su muerte. Se revisó sobre la base de los síntomas en lugar de las pruebas, según informes de los medios estadounidenses.

Inicialmente, las autoridades también estaban investigando un quinto caso de Oklahoma que sospechaban que era un caso de muerte relacionada con covid. Pero fue recategorizado para eliminar al covid-19 del certificado de defunción después de una investigación de los funcionarios estatales.

Michael Worobey, un biólogo evolutivo de la Universidad de Arizona, argumentó que es poco probable que alguno de los casos sospechosos haya contraído el virus en Estados Unidos, por lo que podrían haberse contagiado si hubieran viajado a China. “Si alguno de [los casos sospechosos] es real, serían casos relacionados con viajes y eso es concebible”, expuso el NYT en una cita.

El Dr. Robert Anderson, jefe de estadísticas de mortalidad en una sucursal de los CDC, le mencionó al NYT que la confiabilidad de los informes de muerte de enero de 2020 es importante porque ciertas muertes tienen un impacto descomunal.

Leer más: Médico dice que su hospital de Iowa está “inundado” de covid y pide a la gente que se vacune

Le señaló al periódico que cuando los estados ahora envían datos de muerte relacionados con covid, normalmente los toman al pie de la letra y un error aquí o allá no cambia el panorama general de mortalidad del país. Pero para las muertes en los primeros dos meses de 2020, llamaría directamente a los funcionarios de salud estatales para confirmarlas.

Los funcionarios, a su vez, solicitan la verificación del médico que emitió el certificado de defunción. En el pasado, han habido pocos puntos débiles que indiquen la importancia de este ejercicio.

El Dr. Anderson le aseguró al NYT que en enero de 2021 recibieron una serie de informes sobre personas que murieron por covid-19 en enero de 2020. Pero el proceso de verificación encontró que los médicos olvidaron escribir 2021 junto a sus firmas. En un caso separado este verano, un certificador médico tenía la intención de enmendar una muerte de enero de 2020 como relacionada con covid, pero retrocedió después de la intervención del departamento de salud del estado.