Coronavirus: Los Ángeles prohíbe pedir dulces y realizar fiestas durante Halloween

La medida se da tras conocer que medio millón de niños han contraído el nuevo coronavirus en los Estados Unidos

Andrew Naughtie
miércoles 09 septiembre 2020 19:25
Trump says scientists' caution over coronavirus vaccine is 'fake political rhetoric'
Read in English

A medida que la cantidad de niños infectados con el coronavirus alcanza el medio millón, Los Ángeles, una de las ciudades estadounidenses más afectadas por la pandemia hasta ahora, prohíbe a los niños ir de puerta en puerta en Halloween.

El ‘trick or treat’ convencional de puerta a puerta está prohibido, anunció el departamento de salud del condado en un comunicado, "porque puede ser muy difícil mantener un distanciamiento social adecuado en los porches y en las puertas de entrada, especialmente en los vecindarios que son populares entre los que tratan de pedir dulces" .

También se descartan los eventos de “trunk or treat” en los que los niños van de automóvil a automóvil en lugar de puerta a puerta, así como fiestas en el interior y al aire libre y atracciones en casas embrujadas.

Sin embargo, los ciudadanos pueden vestir sus hogares y jardines con decoraciones de Halloween, asistir a noches de autocine con temas de Halloween y organizar fiestas en línea desde sus hogares.

La medida se produce cuando un nuevo estudio revela un número sorprendentemente alto de casos entre los niños estadounidenses. Según las cifras publicadas conjuntamente por la Academia Estadounidense de Pediatría y la Asociación de Hospitales de Niños, el número total de casos entre niños es ahora de al menos 513,415, lo que significa que los niños representan alrededor del 10 por ciento de todos los casos conocidos en Estados Unidos.

Si bien se sabe que los efectos del virus son más graves en las personas mayores y en las personas con problemas de salud subyacentes, ha habido muertes entre niños pequeños, así como múltiples casos de un síndrome inflamatorio ligado a Covid que ahora se conoce como síndrome inflamatorio multisistémico en niños.

Y con la reapertura de las escuelas en muchos estados, existe una preocupación generalizada de que, incluso si los niños generalmente no son susceptibles a los efectos del virus, concentrarlos juntos en las aulas y los patios de recreo les permitirá contagiarse entre ellos y, por extensión, a sus familias.

La presidenta de la Academia Estadounidense de Pediatría, la doctora Sally Goza, calificó los hallazgos como "un escalofriante recordatorio de por qué debemos tomarnos este virus en serio".

“Si bien aún se desconoce mucho sobre Covid-19”, dijo en un comunicado, “sabemos que la propagación entre los niños refleja lo que está sucediendo en las comunidades más amplias.

"Se informa un número desproporcionado de casos en niños afroamericanos e hispanos y en lugares donde hay mucha pobreza. Debemos trabajar más duro para abordar las desigualdades sociales que contribuyen a estas disparidades".