Aumentan reclamos por desempleo en Estados Unidos, temen estancamiento de la recuperación

Las últimas cifras muestran un aumento en las solicitudes de desempleo.

Eli Rosenberg
viernes 16 octubre 2020 18:46
Personas haciendo cola fuera del Kentucky Career Center antes de registrar reclamos de desempleo en Kentucky, junio de 2020
Personas haciendo cola fuera del Kentucky Career Center antes de registrar reclamos de desempleo en Kentucky, junio de 2020
Read in English

El número de nuevas solicitudes de desempleo aumentó la semana pasada,  se trata de última señal de víctimas que la pandemia de coronavirus ha cobrado en el sentido económico.

Los estados de todo el país procesaron 898,000 nuevas solicitudes de desempleo, más de 50,000 en comparación con la semana pasada. Es el mayor aumento en solicitudes de desempleo por primera vez desde agosto.

Estos números marcaron otro hito desafortunado: el número de reclamos por desempleo en una semana ha estado por encima del récord antes de la pandemia, con 695,000 a lo largo de 30 semanas.

Las solicitudes de asistencia por desempleo pandémico, para trabajadores autónomos, se redujeron a 373.000 de aproximadamente 460.000.

Y el número total de personas en todos los programas de desempleo se redujo ligeramente a 25,3 millones durante la última semana de septiembre, frente a los 25,5 millones de la semana anterior.

Aunque el número de nuevos reclamos ha caído en gran medida desde su pico en la primavera, a los economistas dicen les preocupa que siga siendo tan alto.

"Sin duda este informe arroja dudas sobre la recuperación", dijo Andrew Chamberlain, economista jefe de Glassdoor. "Esta es una señal de que Covid todavía está dando fuertes golpes al mercado laboral. No estamos ni cerca de tener el virus bajo control".

La noticia llega en medio de una serie de malas noticias económicas, con titulares salpicados de informes de grandes empresas que anuncian despidos en las últimas semanas.

Estas compañías incluyen Disney, la compañía de seguros Allstate, American y United Airlines, Aetna y Chevron.

"No está bajando rápidamente", dijo Julia Pollak, economista laboral en el sitio de trabajos ZipRecruiter. "No está claro qué tan rápido podemos recuperarnos. Es probable que veamos más despidos y altos números de desempleo en el futuro previsible".

Pollak dijo que hay indicios de que el gasto del consumidor ha caído desde la expiración de los programas de ayuda del gobierno, otra señal de advertencia sobre más problemas económicos en el futuro.

Muchos economistas, incluidos los de la Reserva Federal, han pedido al Congreso y a la Casa Blanca a aprobar un nuevo paquete de ayuda. Los demócratas de la Cámara de Representantes aprobaron un plan de 2,2 billones de dólares a principios de este mes que los republicanos se han negado a avanzar, mientras que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha estado impulsando un plan de 1,8 billones de dólares.

Aún así, hay indicios de que los republicanos del Senado tampoco estarían dispuestos a aceptar ese plan. El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo a los periodistas que no llevaría el plan a la sala, y dijo que los republicanos del Senado creían que el acuerdo debería alcanzar un máximo de 1,5 billones de dólares.

Una señal de la gravedad de la crisis económica es el número en aumento de personas que están en transición a la compensación por desempleo de emergencia pandémica.  Ese número creció a 818.000, según las cifras más recientes, desde finales de septiembre.También quedan dudas sobre la integridad de los datos.

Varios problemas han complicado la lectura directa del comunicado semanal, como problemas de fraude, que se cree que han aumentado estas cifras en una cantidad desconocida, y retrasos en estados como California. El estado más grande del país generalmente representa alrededor del 20-28 por ciento del total de reclamos semanales del país, pero ha suspendido temporalmente el procesamiento de reclamos.

En cambio, el Departamento de Trabajo sitúa en 226.000, el número de nuevas reclamaciones iniciales en el estado desde mediados de septiembre.

Pero algunos economistas como Chamberlain son críticos con este método.

"La idea de cortar y pegar los datos de un estado es tan absurda", dijo. "Al menos podrían usar un modelo. Pero en su lugar están llevando el número. Es una gran crisis".

Las peculiaridades del nuevo proceso de presentación requieren que las personas soliciten el desempleo tradicional y sean rechazadas antes de solicitar PUA, una fuente reclamos duplicados.

Los economistas han estado advirtiendo durante meses que la tasa de desempleo, que ha mejorado constantemente desde su punto más bajo en abril, corre el riesgo de empeorar si el gobierno no interviene.

Los estados que experimentaron saltos significativos en las solicitudes de desempleo la semana pasada incluyen Indiana, Alaska, Arizona, Illinois, Nuevo México y Washington.

Aún así, algunos economistas han encontrado motivos para tener esperanzas. Pollak dijo que las ofertas de trabajo en ZipRecruiter han superado los 10 millones por primera vez desde la pandemia.

Los trabajos son diferentes ahora, dijo: menos trabajos tecnológicos y comerciales y más trabajos de almacenamiento, oportunidades temporales y trabajo por contrato.

El Washington Post