Coronavirus: Brasileños protestan contra medida que haría obligatoria vacuna del COVID-19

Brasil ha reportado más de 5,5 millones de casos confirmados de infecciones por coronavirus y alrededor de 160.000 personas han muerto a causa del COVID-19

Via AP news wire
domingo 01 noviembre 2020 23:51
<p>Los cariocas comparten la noción de su presidente: “No serán conejillos de indias de los chinos”.</p>

Los cariocas comparten la noción de su presidente: “No serán conejillos de indias de los chinos”.

Read in English

Pequeños grupos de manifestantes se reunieron en las dos ciudades más grandes de Brasil este domingo para manifestarse en contra de cualquier mandato para la toma de una vacuna contra el coronavirus apoyando una campaña de rechazo alentada por el presidente Jair Bolsonaro.

Personas reunidas en el centro de Sao Paulo pidieron la destitución del gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria, quien ha dicho que los residentes del estado deberán tomar una vacuna, probablemente la que está desarrollando la compañía biofarmacéutica china Sinovac y el Instituto Butantan local.

"¡Doria caerá!" gritaron los manifestantes. "¡Fuera Doria!"

El CoronaVac, como se le llama, ha sido un objetivo principal para el escepticismo de Bolsonaro y otros. El presidente dijo que los brasileños no serán conejillos de indias de los chinos. La situación se ha convertido en un tema de conversación en las campañas de alcaldes y concejos municipales para las elecciones a finales de este mes, y dado que la mayoría de las profesiones de la salud apoyan la vacunación, las campañas en las redes sociales han planteado preguntas sobre los posibles peligros de las vacunas.

Los manifestantes que apoyan a Bolsonaro en la cuestión también protestaron en la playa de Copacabana en Río de Janeiro.

Una encuesta de PoderData dijo esta semana que el porcentaje de brasileños que dicen que tomarían una vacuna contra el coronavirus cayó al 63% en octubre desde el 85% cuatro meses antes. El porcentaje que rechazó la idea de vacunarse aumentó del 8% en julio al 22%.

El grupo de expertos de la Fundación Getulio Vargas dijo que un análisis de 2 millones de publicaciones en Twitter encontró que el 24% de los perfiles se identificaron como pro-Bolsonaro y representaron el 56% de las menciones contra la vacuna. Por otro lado, el 47% de los perfiles se identificaron como pro-vacuna y representaron el 32% de las publicaciones.

En octubre, Doria dijo que la vacunación sería obligatoria en su estado, y el ministro de Salud de Bolsonaro, Eduardo Pazuello, anunció que el país había acordado comprar dosis de CoronaVac producidas localmente.

El presidente respondió rápidamente que no permitiría la importación de vacunas de China. Aunque el regulador de salud luego dio permiso para que Butantan importara 6 millones de dosis, el jueves el presidente dijo en su programa semanal en vivo que no compraría la vacuna y que el gobernador debería "encontrar a alguien más para comprar su vacuna".

El viernes, Vice Presidente Hamilton Mourao dijo a la revista Veja que “por supuesto” el país va a comprar la vacuna Butantan-Sinovac. Bolsonaro respondió de inmediato que él es el que tiene el poder y que no gastará en ninguna vacuna que no esté aprobada por el regulador de salud brasileño.

Brasil ha reportado más de 5,5 millones de casos confirmados de infecciones por coronavirus y alrededor de 160.000 personas han muerto a causa del COVID-19, la enfermedad que puede ser causada por el virus. Si bien la propagación del virus ha comenzado a disminuir, los expertos en salud pública advierten a las personas que no bajen la guardia.

Los profesionales de la salud también están hablando en un esfuerzo por apuntalar el apoyo a las vacunas.

“La vacunación en masa con alta cobertura sería el único mecanismo que tenemos para controlar la epidemia, al menos en el mediano plazo”, dijo Jesem Orellana, investigador de epidemiología de la Fundación Oswaldo Cruz. "Hemos fallado en los últimos ocho meses con medidas no farmacológicas".

El Dr. Paulo A Lotufo, epidemiólogo de la Universidad de Sao Paulo, dijo que los programas nacionales de inmunización han sido bien recibidos por el público brasileño, que ha visto el impacto positivo de las vacunas, incluso contra la meningitis y la poliomielitis.

“La población tomará la vacuna”, predijo Lotufo en una entrevista por Skype. “Más del 90% de la población se vacunará”.