Sospechoso del secuestro de la gobernadora de Michigan fue indultado el año pasado por el gobernador de Delaware

El hombre de Delaware acusado en un tribunal federal de conspirar para secuestrar a la gobernadora de Michigan tiene un largo historial criminal y recibió un indulto el año pasado del gobernador de Delaware.

Via AP news wire
lunes 12 octubre 2020 18:07
Conspiración de secuestro del gobernador de Michigan
Conspiración de secuestro del gobernador de Michigan
Read in English

El hombre de Delaware acusado en un tribunal federal de conspirar para secuestrar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, tiene un largo historial criminal y fue indultado el año pasado por el gobernador de Delaware por delitos que datan de 1994, según los registros estatales.

Barry G. Croft Jr., de 44 años, fue detenido esta semana luego de ser arrestado por el FBI en Swedesboro, Nueva Jersey. Croft hizo una aparición inicial ante un magistrado federal en Wilmington el jueves.

Croft estaba detenido el viernes en una prisión estatal en Wilmington. Para el martes está programada una audiencia sobre su detención continua y traslado a Michigan.

Otros cinco hombres, todos de Michigan, fueron acusados en el supuesto plan que involucró meses de planificación e incluso ensayos para arrebatar a Whitmer de su casa de vacaciones.

Croft pasó casi tres años en prisión después de ser condenado el 1 de diciembre de 1997 por posesión de un arma de fuego durante la comisión de un delito grave. Esa sentencia siguió a un período de un año que terminó en marzo de 1996.

En abril de 2019, una semana después de que los funcionarios de impuestos de Delaware presentaran un gravamen fiscal estatal contra Croft por más de $36,700, el gobernador demócrata John Carney le otorgó un indulto por el cargo de armas de 1997 y varias otras condenas de 1994 a 1996. Los delitos involucrados incluyeron asalto, robo, hurto y recepción de propiedad robada.

El indulto de Carney se produjo después de una audiencia de la Junta de Indultos en diciembre de 2018 en la que la oficina del fiscal general no se opuso a la solicitud de indulto de Croft. La recomendación de la junta para un indulto se basó en la falta de oposición del estado "y la necesidad de un indulto con fines laborales".

"La administración anterior no se opuso a esta solicitud porque los antecedentes penales de Croft tenían más de 20 años y todos los involucrados tenían la impresión de que sus delitos estaban en su pasado y que se había encaminado por el camino correcto", dijo Mat Marshall, portavoz para la procuradora general demócrata Kathy Jennings. "No hace falta decir que nadie, ni el Departamento de Justicia ni la Junta de Indultos bipartidista, habría respaldado un indulto si hubieran sabido lo que depara el futuro".

Jonathan Starkey, un portavoz de Carney, señaló que los cargos en la petición de indulto sin oposición de Croft eran de 1994 y 1997, más de 20 años antes, y el indulto no tuvo oposición.

"Los cargos presentados en Michigan son inquietantes y todos los acusados en este complot deben ser procesados con todo el peso de la ley", dijo Starkey. "Esta es también otra señal de advertencia sobre la creciente amenaza de violencia y radicalización en nuestra política".

Además de las condenas penales de Croft, las autoridades de Delaware intentaron dos veces que se le declarara delincuente habitual por delitos relacionados con vehículos motorizados, primero en 1995 y nuevamente en 2004.

También fue objeto de una sentencia penal presentada en julio de 2005, pero no quedó satisfecho hasta 2018. No está claro qué delito involucró.

Según el Departamento de Corrección de Delaware, Croft estuvo bajo la supervisión del DOC por última vez en enero de 2005, cuando terminó un período de prueba.