La NOAA predice un 70 por ciento de posibilidades de que el invierno en “La Niña” sea extremo

La Niña traería un invierno más frío de lo normal en el noroeste del Pacífico y exacerbaría la sequía en el suroeste

Bevan Hurley
jueves 01 enero 1970 01:00

Agosto empezará mucho más frío de lo normal

Parece cada vez más probable que el fenómeno meteorológico de La Niña regrese este invierno por segundo año consecutivo.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) dice que “La Niña” tiene un 70 por ciento de posibilidades de llegar en noviembre, lo que afectará las condiciones climáticas en los Estados Unidos hasta principios de la primavera.

El fenómeno de “La Niña”, un término meteorológico, ocurre generalmente cuando hay temperaturas más bajas de lo normal en el Océano Pacífico central y es uno de los impulsores clave del clima en todo el mundo.

Pero las consecuencias exactas dependerán de en qué parte de los Estados Unidos vivas.

Las temperaturas oceánicas más frías de lo normal generalmente traen temperaturas frías y nevadas más intensas al noroeste del Pacífico, dicen los científicos climáticos de la NOAA.

Los eventos débiles de “La Niña” del invierno pasado ayudaron a aumentar las capas de nieve en el estado de Washington al 131 por ciento de su tamaño normal al 1 de abril, informó el East Oregonian.

En Oregón, la capa de nieve era una vez y media su tamaño normal en abril.

La capa de nieve de Sierra Nevada, que proporciona el 30 por ciento de California con su agua potable, todavía estaba en niveles históricamente bajos después de “La Niña” en el invierno pasado, lo que complica los esfuerzos para combatir los incendios forestales de esta temporada y reducir la sequía.

Leer más: Localizan pez ballena “que cambia de forma” en la costa de California

Un segundo año consecutivo de “La Niña” podría proporcionar un impulso oportuno para las menguantes reservas de agua alimentadas por Sierra Nevada.

Sin embargo, también podría empeorar las condiciones de sequía extrema que asolan el suroeste de los Estados Unidos.

Esto se debe a que “La Niña” generalmente hace que los estados del sur de los EE.UU. vean un invierno más seco que el promedio.

Eso significaría una reducción de las precipitaciones invernales en el sur de California, Los Ángeles, los estados del suroeste y Texas y hasta la península de Florida.

Los científicos climatológicos todavía están tratando de comprender cómo “La Niña” afecta el clima en el noreste de los EE.UU. , y la NOAA cree que hay las mismas posibilidades de tener un invierno húmedo y seco.

Creen que el aumento de las precipitaciones en el noroeste del Pacífico tendrá un efecto en estados como Ohio y el Valle de Tennessee más adelante en el invierno.

“La Niña” ha ocurrido dos veces consecutivas desde 2010-11.

“El Niño” ocurre cuando el agua del océano Pacífico se encuentra más caliente que el promedio.