Nueva York, Portland y Seattle podrían perder recursos federales al ser calificadas como jurisdicciones “anarquistas” por el Departamento de Justicia

La Gran Manzana podría perder 7 mil 500 millones de dólares de su presupuesto de 2021 si se mantiene la sanción 

Oliver O'Connell
jueves 24 septiembre 2020 15:05
El Fiscal General espera que estas ciudades puedan "revertir el rumbo"
El Fiscal General espera que estas ciudades puedan "revertir el rumbo"
Read in English

El Departamento de Justicia está cumpliendo con la amenaza del presidente Donald Trump de retener fondos federales de tres ciudades gobernadas por demócratas, etiquetándolas de “jurisdicciones anarquistas”.

En un comunicado de prensa el lunes, el fiscal general William Barr señaló a la ciudad de Nueva York, Seattle y Portland como "jurisdicciones que permiten la violencia y la destrucción de la propiedad".

"No podemos permitir que los dólares de los impuestos federales se desperdicien cuando la seguridad de la ciudadanía está en juego", dijo Barr.

La lista de tres ciudades se publicó en respuesta al memorando del 2 de septiembre del presidente que pedía una revisión de la financiación de los gobiernos estatales y locales "que permiten, anarquía, violencia y destrucción".

Los criterios establecidos en el memorando presidencial para que una ciudad sea etiquetada como una "jurisdicción anarquista" incluyen eludir la intervención policial, retirar la aplicación de la ley de un área geográfica, retirar fondos de los departamentos de policía y negarse a aceptar ofertas de asistencia policial del gobierno federal.

Las críticas al memorando se centraron en el hecho de que el criterio también incluía: “cualquier otro factor relacionado que el fiscal general estime oportuno”.

El comunicado de prensa del lunes también dijo que el departamento continuará identificando otras jurisdicciones para agregar a la lista.

La declaración también actúa como una advertencia final. El memorando de Trump le da a la Oficina de Administración y Presupuesto 30 días para emitir una guía a las agencias federales sobre el recorte de fondos para las ciudades.

Barr dijo que esperaba que las ciudades "revirtieran el rumbo".

Para la ciudad de Nueva York, eso significaría perder más de $7 mil millones de dólares en subsidios para 2021, o el 7.5 por ciento de los ingresos totales de la ciudad. La ciudad y el estado de Nueva York han dicho que demandarán al gobierno federal por la designación.

El presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, dijo el lunes: “El gobierno federal debe servir a la gente de este país, incluidos los neoyorquinos. Recortar los fondos para la ciudad de Nueva York, uno de los motores económicos más importantes de la nación, es tan tonto como cruel. Debemos luchar contra este ataque equivocado de la administración Trump".

En su rueda de prensa diaria, el alcalde Bill de Blasio dijo que esta mañana vio paz y tranquilidad, "cualquier cosa menos anarquía" y calificó el anuncio como "otro de los juegos del presidente Trump".

“Es un insulto para la gente de la ciudad de Nueva York y su esfuerzo por retener nuestra financiación es inconstitucional”, agregó el alcalde.

El gobernador Andrew Cuomo dijo a los periodistas en una conferencia telefónica que el presidente ha tratado de manipular y distorsionar a las agencias gubernamentales para que hagan política desde el primer día.

“El presidente no puede invalidar la ley y decir que voy a hacer que esos fondos sean básicamente fondos discrecionales, que es lo que tendría que hacer”, dijo el gobernador. "Si realmente hacen esto, lo impugnaremos legalmente y perderán una vez más".

A principios de mes, Cuomo dijo: “No se puede intimidar a los neoyorquinos. Simplemente no nos intimidan".