Modelo climático de Met Office predice más fenómenos meteorológicos extremos en el futuro

El calentamiento global aumentará tres veces la probabilidad de inundaciones repentinas en algunas partes del Reino Unido, encontró un estudio

Thomas Kingsley
lunes 08 noviembre 2021 19:01
Australia anuncia que producirá y exportará carbón durante décadas
Read in English

Un nuevo modelo climático de alta resolución ha revelado que los fenómenos meteorológicos extremos del futuro podrían ser más graves y frecuentes de lo que se pensaba.

El nuevo estudio, realizado por la Met Office y la Universidad de Newcastle, ha utilizado un modelo de proyección climática para investigar las inundaciones ocurridas recientemente en todo el mundo y predecir los patrones de precipitación previstos para el futuro.

Los cálculos revelaron que, en un escenario de altas emisiones con un calentamiento de unos 3 ºC, Glasgow tendría 3.5 veces más probabilidades de sufrir días de 30 mm de lluvia o más por hora en la década de 2070, en comparación con la década de 1990. En Londres, la probabilidad de 30 mm de lluvia por hora podría ser 2.5 veces mayor. 30 mm de lluvia en una hora es el umbral que suele utilizarse para activar las alertas de inundaciones repentinas. Estos resultados sugieren un gran aumento de la frecuencia de las precipitaciones que producen inundaciones repentinas.

Los resultados de la investigación se revelan mientras los líderes mundiales llegan al final de la cumbre de Cop26 en Glasgow, donde se discuten los esfuerzos urgentes para hacer frente al cambio climático.

La profesora Lizzie Kendon, climatóloga de la Met Office, declaró: “estamos viendo que las precipitaciones extremas son cada vez más frecuentes y más intensas como consecuencia del cambio climático inducido por el hombre. Las recientes inundaciones en todo el mundo demuestran la devastación que pueden causar las lluvias intensas. Si reducimos nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, podemos evitar los peores impactos, pero las organizaciones y los individuos deben ser resistentes a los cambios en nuestro clima que ya estamos comprometidos”.

El verano pasado se produjeron inundaciones devastadoras en Londres, Europa central y China. En el caso de Europa central, algunas zonas de Europa occidental, entre ellas Berlín, recibieron en dos días precipitaciones por valor de dos meses, y más de 120 personas murieron en la región como consecuencia del clima extremo.

El profesor Peter Stott, investigador de la Oficina Meteorológica del Centro de Hadley, aseguró que el cambio climático ya no es sólo un problema de salud pública: “el cambio climático ya no es sólo una cuestión de futuro. Dado que la atmósfera ya se ha calentado alrededor de 1C, puede retener aproximadamente un 7% más de humedad que en el periodo preindustrial, lo que da lugar a más precipitaciones extremas. Además de las posibilidades de que se produzcan más precipitaciones extremas en el futuro, estamos viendo la influencia del cambio climático en el tiempo que estamos experimentando ahora”.

Leer más: ¿Podrían las algas ser el alimento sostenible del futuro?

Los fenómenos meteorológicos extremos no son nada nuevo, pero la frecuencia con la que se producen está cambiando, según la Met Office. En el caso del Reino Unido, cinco de los diez años más lluviosos de los que se tiene constancia se han producido desde el año 2000, y las inundaciones de Londres en julio de 2021 son ilustrativas del tipo de suceso que se espera ver cada vez más en el futuro.