Nasa spacecraft falls to earth after being mistaken for an asteroid

NASA: Nave espacial que cayó en la Tierra fue confundida con un asteroide

El objeto que data de 1964 regresó a nuestro planeta el sábado y cayó en un punto del océano Pacífico Sur

Andrew Griffin@_andrew_griffin
miércoles 02 septiembre 2020 23:17
Read in English

Una nave espacial de la NASA cayó de manera segura a la Tierra y se quemó en su atmósfera, dijo la agencia espacial.

Cayó de manera segura sobre el Pacífico Sur el sábado, ardiendo mientras lo hacía. La NASA había asegurado al público antes del evento que no representaría "ninguna amenaza para nuestro planeta, ni para nadie en él, y esto es un suceso operativo final normal para las naves espaciales retiradas".

Originalmente, se pensó que la vieja nave científica era un objeto en una trayectoria de impacto con la Tierra cuando fue detectada la semana pasada.

Pero otras observaciones revelaron que no se trataba de un asteroide, sino de un objeto creado por el hombre: el Observatorio Geofísico Orbital 1 (OGO-1), que se lanzó en 1964.

Entre 1964 y 1969, la NASA envió una de las naves espaciales cada año en un intento por comprender mejor la Tierra. La nave espacial fue enviada en una órbita excéntrica que la llevó alrededor de la Tierra aproximadamente cada dos días, volando a través de los cinturones de radiación y estudiando la magnetósfera alrededor del planeta.

El trabajo de OGO-1 duró cinco años. En 1969, se colocó en modo de espera cuando los científicos no pudieron devolver más datos, y la misión terminó por completo en 1971.

OGO-1, como su nombre indica, fue la primera nave espacial OGO en ser enviada al espacio. Pero fue la última en regresar, y las otras cinco naves espaciales que formaban parte de la serie descendieron de la órbita y aterrizaron en varias partes de los océanos de la Tierra.

A pesar de que OGO-1 resultó ser una nave espacial, y no el asteroide que sugirieron las primeras observaciones, no obstante ayudará a la agencia espacial a rastrear posibles objetos futuros en curso de colisión con la Tierra. La NASA rastreó el reingreso del objeto para que pudiera "ejercitar sus procesos para rastrear y predecir los impactos de los objetos naturales en la atmósfera de la Tierra", dijo en un comunicado.