Científicos determinan que el cráter masivo de Groenlandia se formó después de la muerte de los dinosaurios

Los científicos dicen que, en realidad, nuestros antepasados no sufrieron el impacto de un meteorito masivo, pero que sí cayó en una Tierra que aún se estaba recuperando de la explosión que mató a los dinosaurios

Jon Kelvey
miércoles 09 marzo 2022 22:13
Aparecen un centenar de misteriosos cráteres en Croacia tras el terremoto de diciembre
Read in English

Enterrado bajo un kilómetro de hielo, un cráter de impacto de meteorito de 31 kilómetros de ancho en Groenlandia ha cautivado a los científicos desde su descubrimiento en 2015. Al ser uno de los cráteres de impacto más grandes encontrados en la Tierra, los investigadores teorizaron que el impacto podría haber ocurrido hace unos 13.000 años, un periodo dentro de la existencia de la humanidad en el planeta Tierra, y causó 1.000 años de enfriamiento global.

Pero un nuevo estudio publicado el miércoles en la revista Science Advance refuta esa teoría. En lugar de ser el responsable de hundir a nuestros antepasados lejanos en una edad de hielo en miniatura, el impacto del meteorito que creó el cráter Hiawatha fue un golpe que siguió al impacto aún mayor que acabó con los dinosaurios. Investigadores del instituto The Globe de la Universidad de Copenhague, el Museo Sueco de Historia Natural y el Museo de Historia Natural de Dinamarca determinaron ahora que el cráter Hiawatha se formó hace unos 58 millones de años, solo ocho millones de años después del meteorito que mató a los dinosaurios y excavó el cráter de impacto de Chicxulub en el actual México.

“La determinación de la nueva era del cráter nos sorprendió a todos”, dijo en un comunicado el Dr. Gavin Kenny, geoquímico del Museo Sueco de Historia Natural y autor principal del artículo. “En el futuro, nos ayudará a investigar el posible efecto del impacto sobre el clima durante una época importante de la historia de la Tierra”.

Los investigadores utilizaron dos enfoques analíticos para determinar la edad del cráter, cada uno de los cuales utilizó granos de arena que los ríos glaciares expulsaron del cráter enterrado. El equipo del Museo de Dinamarca utilizó láseres para calentar la arena hasta que liberó gas argón y luego midió la proporción de diferentes isótopos de argón en la muestra para determinar las fechas. El equipo del Museo Sueco analizó el mineral circón en la arena usando un método de uranio-plomo para datar muestras geológicas.

“Es muy satisfactorio que dos laboratorios en Dinamarca y Suecia, a través de diferentes métodos de datación, hayan llegado a la misma conclusión”, dijo en un comunicado Michael Storey, del Museo de Historia Natural de Dinamarca y coautor del estudio. “Como tal, estoy convencido de que hemos determinado la edad real del cráter, que es mucho más antigua de lo que mucha gente pensaba”.

La nueva fecha del impacto de Hiawatha de hace 58 millones de años significa que Groenlandia no estaba cubierta por una capa de hielo como lo está hoy, sino que era una selva tropical templada con temperaturas promedio de alrededor de 20 grados centígrados. El impacto habría causado una destrucción generalizada, que liberó varios millones de veces más energía que una bomba nuclear.

Pero cómo el impacto del meteorito afectó el clima de la Tierra es una pregunta para futuras investigaciones. Los científicos ahora pueden descartar el impacto de Hiawatha como causa del periodo de enfriamiento que comenzó hace unos 13.000 años. Pero la nueva fecha podría involucrar al impacto Hiawatha en otros cambios climáticos.

Aunque la Tierra estaba en medio de una tendencia de calentamiento a largo plazo hace 58 millones de años, cuando el planeta se recuperó del impacto de Chicxulub que mató a los dinosaurios, los investigadores señalan que el registro geológico muestra altos niveles de carbono almacenado en pantanos y permafrost hace 62 o 59 millones de años, lo que probablemente se correlaciona con un periodo de condiciones más frías donde el dióxido de carbono se extrajo de la atmósfera.

Sin embargo, los científicos escriben que es demasiado pronto para vincular de manera concluyente el impacto de Hiawatha con tales cambios atmosféricos, particularmente debido a la falta de muestras de material que se sabe que fue expulsado por el impacto en el momento en que ocurrió.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in