Submarino nuclear estadounidense con daños severos en colisión “no chocó contra otra nave”

El USS Connecticut chocó contra una montaña submarina, según una investigación

Stuti Mishra
martes 02 noviembre 2021 17:17
Read in English

La Marina de EE.UU. reveló que el submarino nuclear que sufrió un accidente y resultó dañado en las disputadas aguas del Mar de China Meridional el mes pasado chocó contra una montaña submarina y no contra una nave extranjera.

El submarino de propulsión nuclear USS Connecticut chocó con un "objeto desconocido" el 2 de octubre y sufrió graves daños, lo que dejó más de diez marineros heridos. La Séptima Flota de EE.UU., que opera en el Océano Pacífico occidental, inició una investigación para encontrar la causa.

“La investigación determinó que el USS Connecticut estaba encallado en un monte submarino inexplorado mientras operaba en aguas internacionales en la región del Indo-Pacífico”, dijo el lunes el portavoz de la Séptima Flota, comandante Hayley Sims, a USNI News, un grupo de expertos cercano a la Marina.

La investigación, que se completó la semana pasada, ahora se ha pasado al comandante de la Séptima Flota para su revisión y para determinar si habrá acciones adicionales de responsabilidad sobre el incidente, puntualizó el Comandante Sims.

La colisión del 2 de octubre fue confirmada por la Marina solo una semana después del hecho.

El daño a la sección delantera del submarino arruinó sus tanques de lastre. El Connecticut, una de las tres embarcaciones nucleares de ataque de la clase Sea Wolf que se desarrollaron para operaciones en aguas profundas, se encuentra en reparación en Guam, un territorio estadounidense en el Pacífico occidental.

La colisión también se convirtió en un punto de discordia entre EE.UU. y China. Beijing, que ya tiene objeciones a la presencia de Washington en el Mar de China Meridional, objetó la "falta de transparencia" sobre el accidente y acusó a EE.UU. de encubrimiento.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, declaró que China tenía "graves preocupaciones" y acusó a EE.UU. de ser "irresponsable" y "cauteloso" al no proporcionar detalles sobre el incidente. Finalizó al decir que la falta de detalles da "todas las razones para cuestionar la verdad y la intención del país estadounidense".