Se encontró contacto entre el miembro de Proud Boys y el asociado de Trump en la Casa Blanca antes de los disturbios en el Capitolio, según un informe

Más de 300 personas han sido acusadas en relación con la insurrección.

James Crump@thejamescrump
sábado 06 marzo 2021 19:41

La policía del Capitolio solicita a la Guardia Nacional dos meses más de protección al edificio

Read in English

Según los informes, un miembro del grupo de extrema derecha Proud Boys se comunicó con una persona asociada con la Casa Blanca de Donald Trump en los días previos a los disturbios en el Capitolio el 6 de enero.

Un funcionario policial, que afirma haber sido informado sobre una investigación del FBI , le dijo a The New York Times el viernes que los datos del teléfono móvil, incluidos los registros de ubicación y llamadas, vinculan a un miembro de Proud Boys y a un funcionario de la Casa Blanca.

Proud Boys es una organización de extrema derecha, solo para hombres, conocida por participar en enfrentamientos violentos en mítines políticos, que ha sido descrita como un grupo extremista por la organización de defensa legal Southern Poverty Law Center .

Facebook e Instagram han prohibido que el contenido de los miembros del grupo aparezca en sus sitios, y el primero explicó su decisión diciendo que prohíbe las "organizaciones de odio" de su servicio.

El FBI aún desconoce lo que se discutió durante la comunicación y el funcionario no quiso nombrar al contacto de la Casa Blanca con el Times.

Según los informes, la comunicación se hizo en los días previos a los disturbios, donde una multitud de partidarios de Trump irrumpió en el Capitolio de los EE. UU., Lo que provocó que los miembros de la Cámara se atrincheraran dentro de sus oficinas.

Cinco personas murieron y varias más resultaron heridas ese día, y el FBI ha intensificado recientemente su investigación sobre posibles vínculos entre extremistas de extrema derecha y miembros del Congreso y la administración Trump.

El funcionario dijo que aunque los datos no revelaron evidencia de comunicación entre los alborotadores y miembros del Congreso durante el ataque, sí mostraron contacto entre legisladores y extremistas de extrema derecha en los días previos al 6 de enero. Se están examinando las comunicaciones, pero aún no se han abierto investigaciones.

Más de una docena de miembros de Proud Boys han sido acusados en relación con los disturbios, mientras que los fiscales federales han alegado que varios de ellos organizaron viajes a Washington, DC, con el objetivo de interrumpir la certificación del Congreso de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales.

Un ex asistente del departamento de estado durante la administración Trump fue arrestado en relación con los disturbios del jueves y acusado de cargos que incluyen entrada ilegal, conducta violenta y desordenada, obstrucción del Congreso y la aplicación de la ley y agredir a un oficial con un arma peligrosa.

Federico Klein, de 42 años, quien fue arrestado en Virginia, trabajó en la campaña de Donald Trump en 2016 y luego fue contratado en el Departamento de Estado después de su investidura.

En documentos judiciales obtenidos por The Times, el FBI dijo que la información de un testigo y una pista los llevó a determinar que el Sr. Klein todavía era empleado del Departamento de Estado y poseía una autorización de seguridad de alto secreto cuando ocurrió el motín.

El FBI dijo en los documentos que Klein renunció a su cargo el 19 de enero, un día antes de que Biden asumiera el cargo.

La agencia también alega que se puede ver al Sr. Klein en imágenes de video y otras imágenes vestido con un sombrero rojo que dice "Make America Great Again" en medio del caos en la Lower West Terrace del edificio del Capitolio.

Más de 300 personas han sido arrestadas y posteriormente acusadas en relación con la insurrección en los meses posteriores al asedio, y el FBI todavía pide ayuda al público para identificar a más sospechosos.