Los científicos matan las células cancerosas en ratones en un desarrollo 'primero en el mundo'

Los científicos afirman que la tecnología se puede desarrollar para humanos en los próximos dos años

Mayank Aggarwal
lunes 23 noviembre 2020 16:26
Congresswoman scolds pharma executive for hiking the price of cancer drug
Read in English

Un grupo de científicos ha descubierto una "quimioterapia más elegante" que puede apuntar con precisión a las células cancerosas por primera vez en la batalla contra la enfermedad.

La investigación eliminó con éxito las células cancerosas y dejó otras sanas a su alrededor mediante una técnica que se basa en herramientas de edición de ADN.

La tecnología ya se ha usado en ratones y podría usarse en humanos tan pronto como en los próximos dos años, dijeron los científicos.

El profesor Dan Peer, un experto en cáncer de la Universidad de Tel Aviv de Israel, explicó que "no hay efectos secundarios" y creen que "una célula cancerosa tratada de esta manera nunca volverá a activarse", según el Times of Israel .

"Esta tecnología puede extender la esperanza de vida de los pacientes con cáncer y esperamos, algún día, curar la enfermedad".

El estudio realizado por científicos de la Universidad de Tel Aviv, la Universidad de Nueva York y la Escuela de Medicina de Harvard se publicó en la revista Science Advances.

Los científicos afirman que es la primera vez en el mundo que la tecnología de edición del genoma Crispr, que funciona cortando una sección de ADN, se ha utilizado eficazmente para tratar el cáncer en un animal.

El profesor Peer explicó que si se utiliza esta tecnología, dentro de tres tratamientos "podemos destruir un tumor", ya que puede "cortar físicamente el ADN de las células cancerosas, y esas células no sobrevivirán".

Admitió que la tecnología debe "desarrollarse más", pero dijo que el punto clave del estudio actual es que han demostrado que puede "matar las células cancerosas".

Los científicos notaron que los ratones con cáncer que recibieron el tratamiento tenían el doble de esperanza de vida y su tasa de supervivencia era un 30 por ciento más alta en comparación con el grupo de control.

El profesor Peer destacó que una vez adaptado para los seres humanos, este tratamiento podría ser altamente personalizado y adaptado a cada paciente administrado, como una inyección general o una inyección directamente en el tumor.

Para el estudio, los investigadores se centraron en dos de los cánceres más mortales: el cáncer de ovario metastásico y el glioblastoma, que es un tipo agresivo de cáncer cerebral. En el glioblastoma, la esperanza de vida y la tasa de supervivencia son generalmente muy bajas.

Pero, según el estudio, la inyección contra el glioblastoma condujo a "inhibir el crecimiento tumoral en un 50 por ciento" y "mejorar la supervivencia en un 30 por ciento", mientras que en el caso del tumor de ovario "aumentó la supervivencia en un 80 por ciento".

"La capacidad de interrumpir la expresión génica in vivo en tumores abre nuevas vías para el tratamiento del cáncer y la investigación y aplicaciones potenciales para la edición de genes dirigida de tejidos no cancerosos", dijo el estudio.