“Habrá cosas que no conseguirás”: Casa Blanca da funesta advertencia sobre problemas en cadena de suministro durante dias festivos

“No creo que haya ninguna razón real para entrar en pánico, pero todos sentimos la frustración”, dice un funcionario de la administración.

Gustaf Kilander
miércoles 13 octubre 2021 16:23
Get Your Head in the Christmas Shopping Game Early
Read in English

Funcionarios de la Casa Blanca advirtieron que los problemas en la cadena de suministro pueden hacer que los estadounidenses tengan que prescindir de algunas golosinas navideñas en esta temporada festiva.

La administración Biden está luchando para tratar de resolver los problemas de embotellamiento del suministro global que afectan los puertos, carreteras y ferrocarriles de EE.UU. y ahora han dicho que los estadounidenses podrían ver precios más altos y algunos estantes de tiendas vacíos.

Los problemas de suministro que enfrenta EE.UU. son causados en parte por la pandemia global y podrían disminuir el consumo a medida que el país intenta recuperarse del covid-19, y posiblemente podría generar problemas políticos para el presidente Joe Biden.

La economía sigue siendo el tema más importante tanto para demócratas como para republicanos, según mostró una encuesta reciente de Reuters/Ipsos.

La administración está tratando de abordar los problemas de suministro relacionados con una variedad de productos, desde la carne hasta los semiconductores.

La Casa Blanca puso en marcha un zar del "embotellamiento" en agosto junto con un grupo de trabajo en junio el cual se reúne semanalmente para instar a las empresas privadas a minimizar los problemas de suministro.

Pero los problemas han llevado a pronósticos de ganancias poco alentadores para las empresas minoristas y de transporte y la reserva federal ha estimado que la tasa de inflación para 2021 podría ser tan alta como 4.2 por ciento, con la tasa meta en 2 por ciento.

Cuando se le preguntó sobre las compras navideñas, un funcionario de la Casa Blanca dijo a Reuters que "habrá cosas que la gente no podrá conseguir".

“Al mismo tiempo, es de esperar que muchos de estos bienes puedan sustituirse por otros... No creo que haya ninguna razón real para entrar en pánico, pero todos sentimos la frustración y hay una cierta necesidad de paciencia para ayudar a superar el problema en un período de tiempo relativamente corto ”, agregó el funcionario.

La inflación está afectando los salarios, y los estadounidenses ganaron un 0,9 por ciento menos en agosto en comparación con hace un año, según cifras del Departamento de Trabajo. La Casa Blanca sostiene que la inflación muestra que sus 1,9 billones de dólares de fondos de ayuda de covid-19 están logrando su cometido.

Si bien la inflación alcanzará sus niveles más altos desde la década de 1980, se espera que la economía crezca un 7,1 por ciento en medio de una resistente demanda de consumo que se mantuvo más alta en los EE.UU. en comparación con sus competidores mundiales.

"Reconocemos que ha afectado a familias que están tratando de volver a una apariencia de normalidad a medida que avanzamos hacia las últimas etapas de la pandemia", dijo otro funcionario a Reuters.

El egresado de la administración Obama, John Porcari, fue el designado en ir a los puertos de Estados Unidos en agosto, pero se le conoce como el zar del embotellamiento. Dijo a Reuters que la administración ha trabajado para garantizar que las diferentes partes del proceso de transporte en las que los suministros se mueven de un tipo de transporte al siguiente permanezcan en comunicación regular. Están tratando de que los centros de transporte funcionen en un horario de 24 horas para mover más suministros en las horas de menor actividad.

John Baker es el jefe de logística de MGA Entertainment Inc, la compañía detrás de varios juguetes populares como LOL Surprise Dolls y los carritos Little Tikes. Su trabajo es hacer que los juguetes lleguen a tiempo para Navidad.

"Está muy, muy, muy agitado en este momento", dijo a The Wall Street Journal en agosto. "Es la naturaleza de la bestia."

“Siento que mi equipo está cinco puntos abajo con 10 segundos restantes en el reloj”, agregó. "Nos estamos quedando sin tiempo".

El Sr. Baker tiene que conseguir los juguetes de los fabricantes en China y ponerlos en los estantes de los EE.UU. con tiempo suficiente para que los padres y otras personas se dirijan a la tienda y pongan los regalos debajo del árbol de Navidad.

"Pocas empresas han cerrado por no tener suficiente inventario", dijo Baker. "Pero muchas empresas han cerrado por tener demasiado inventario".

En la industria de los juguetes, la temporada navideña comienza unos 18 meses antes, y los minoristas visitan las salas de exposición de los fabricantes de juguetes en septiembre para elegir juguetes para las fiestas del año siguiente.

Cuando un brote de covid-19 golpeó el puerto de Yantian en Shenzhen, China en mayo, el tráfico de contenedores estuvo a punto de paralizarse por días. Baker y sus colegas trasladaron contenedores a otros puertos, incluido Hong Kong y, en julio, logró llevar algunos juguetes en trenes con destino a Europa desde China, con la fecha prevista de llegada a principios de septiembre. Pero cientos de miles de juguetes todavía están atrapados en almacenes en China.

MGA también aseguró espacio en ocho barcos que se dirigían a los EE.UU. que llegarían a fines de septiembre, pero luego enfrentaron el siguiente problema: La congestión del puerto en el sur de California.

Un ex subsecretario de Transporte, de apellido Porcari dijo a Reuters que "necesitamos hacer un mejor uso de esa capacidad fuera de las horas pico y ese es realmente el enfoque actual", y agregó que los puertos de Long Beach y Los Ángeles, California, han acordado expandir su horas de trabajo y que pronto seguirán otros centros.

A mediados del mes pasado, alrededor de 70 barcos flotaban en alta mar esperando su turno para ingresar a los puertos.

"Estamos en un 180 por ciento de capacidad", dijo Baker sobre sus instalaciones de almacenamiento en California cuando empezaron a llegar juguetes y tuvo que ir a la búsqueda de espacio adicional.

"Me siento como si tuviera 92", dijo Baker, de 62 años, a The Wall Street Journal.

La administración de Biden también está tratando de utilizar vías ferroviarias inactivas para aumentar la capacidad.

"Es importante recordar que el sistema de movimiento de mercancías es un sistema impulsado por el sector privado", dijo Procari a Reuters. “Hay problemas en cada parte de ese sistema. Y tienden a agravarse entre sí".

“Si bien la pandemia fue una fuerza enormemente perturbadora, creo que también puso al descubierto lo que era una realidad subyacente, que el sistema estaba tenso antes de la pandemia”, agregó.

La semana pasada, una encuesta de Quinnipiac mostró que el 29 por ciento de los estadounidenses piensa que la economía está en una forma "buena" o "excelente", por debajo del 35 por ciento en abril.

"Al presidente Biden le vendría bien una victoria en la temporada navideña", dijo a Reuters el analista de encuestas Tim Malloy. "Una desaceleración de las entregas de la temporada navideña y la tensión financiera que conlleva sería encontrar carbón bajo el arbol de Navidad de la administración al cierre del primer año en el cargo".