Padre de Brianna Kupfer dice que presunto asesino “no siente remordimiento”

Se está llevando a cabo una gran persecución para localizar a Shawn Laval Smith, sospechoso de asesinar a Brianna Kupfer en Los Ángeles el 13 de enero

Rachel Sharp
Miércoles, 19 de enero de 2022 14:09 EST

El padre de Brianna Kupfer dice que quiere ver al asesino de su hija “fuera de las calles”

Read in English

El padre de la estudiante de posgrado de la UCLA Brianna Kupfer, habló sobre el momento en el que se enteró de que su hija había sido asesinada, y dijo que las imágenes de vigilancia muestran que el presunto asesino “no siente remordimiento”.

Todd Kupfer le dijo a ABC News el miércoles que cuando los policías le informaron sobre la brutal muerte de su hija de 24 años, no quería creer lo que oía.

“Fueron 30 minutos, pero se sintieron como días”, dijo sobre ese momento.

“No quieres oírlo y no quieres creerlo. Lo procesas un poco y ... es el peor sentimiento que he tenido en mi vida”.

Kupfer fue salvajemente apuñalada la tarde del 13 de enero mientras se encontraba sola trabajando en la mueblería de lujo Croft House, en La Brea Avenue, una zona acomodada de Los Ángeles.

Un cliente ingresó a la tienda unos 20 minutos después del ataque y encontró a la joven sangrando en el suelo. Fue declarada muerta en el lugar.

Se está llevando a cabo una búsqueda masiva del asesino, y el martes por la noche, el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) identificó a Shawn Laval Smith, de 31 años, como el sospechoso buscado por el asesinato.

La policía advirtió al público que Smith, que tiene una serie de condenas anteriores, debe considerarse “armado y peligroso”.

Se cree que Kupfer fue atacada al azar por el asesino. Momentos antes de ser asesinada, envió un mensaje a una amiga diciéndole que un hombre con una “mala vibra” había entrado a la tienda, dijo LAPD.

Brianna Kupfer fue asesinada a puñaladas el 13 de enero mientras trabajaba en una mueblería de lujo

Las imágenes de vigilancia, publicadas antes de que se identificara al sospechoso, captaron a Smith saliendo casualmente por la puerta trasera de la mueblería y caminando por un callejón, minutos después de que tuviera lugar el ataque.

Smith, quien la policía cree que es un indigente, fue captado unos 30 minutos después por cámaras de vigilancia dentro de un 7-Eleven comprando varios artículos, incluyendo un vaporizador.

El padre de Kupfer dijo que ver las imágenes de vigilancia del presunto asesino de su hija comportándose tranquilamente como si nada hubiera pasado, prueban que no es alguien “que se preocupara”.

“Se siente como si lo hubiera hecho sin remordimientos”, comentó.

“[En] La limitada evidencia en vídeo que pudimos ver no se veía como alguien que le preocupara el acto de increíble violencia que acababa de ocurrir”.

Kupfer agregó: “Nos encantaría ver a este tipo fuera de las calles”.

Shawn Laval Smith fue identificado por los oficiales del LAPD como el presunto asesino

Todd Kupfer describió a su hija como un “alma amable” y una joven de “tipo tranquilo” que trabajaba en la mueblería mientras estudiaba diseño arquitectónico en la UCLA.

“Ella era solo un alma amable. Era muy desinteresada. En todo caso, era autocrítica”, describió.

“Ella no debería haber sido [asesinada]. Ella era simplemente un ser humano maravilloso”.

Kupfer agradeció a la comunidad por el apoyo que su familia ha recibido mientras aceptan la muerte de su hija.

“Ha dañado mucho a mi familia, pero sentimos el amor a través de todas estas personas”, agregó.

Casi una semana después del asesinato de Kupfer, el único sospechoso sigue suelto.

Los registros judiciales muestran que Smith tiene un largo historial criminal, con arrestos que abarcan los EE.UU., desde Carolina del Sur hasta California, incluyendo cargos por atacar a un policía y disparar un arma contra un vehículo.

En el momento del asesinato de Kupfer, parece haber estado en libertad con una fianza de US$1.000 por un cargo menor en Los Ángeles, en octubre de 2020.

La recompensa por información que conduzca al arresto del asesino ya superó los US$250.000, luego de que miembros del público hicieran donaciones privadas para completar la recompensa de US$50.000 de la ciudad.

Se pide a cualquiera que tenga información que contacte a la Oficina de Homicidios del LAPD del Oeste al 213-382-9470 o al 213-484-6700 fuera del horario de oficina. Cualquier persona que desee permanecer en el anonimato puede llamar a Crime Stoppers al 800-222-8477.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in