“Brasil tiene suerte”: Trump elogia a Bolsonaro horas después de que Senado brasileño recomendara cargos penales

El presidente brasileño ha buscado deslegitimar las elecciones de 2022 con un año de anticipación ante el colapso de su fuerza política y popularidad

Andrew Naughtie
miércoles 27 octubre 2021 21:35
Jair Bolsonaro speaks at protest calling for military intervention
Read in English

Donald Trump ha emitido un cordial elogio al presidente brasileño, Jair Bolsonaro,pocas horas después de que el Senado de Brasil recomendara cargos penales en su contra por su mal manejo de la pandemia covid-19.

"El presidente Jair Bolsonaro y yo nos hemos hecho grandes amigos en los últimos años", escribió Trump en el comunicado, que se distribuyó por correo electrónico. “Él lucha duro y ama a la gente de Brasil, al igual que yo lo hago por la gente de los Estados Unidos. Brasil tiene suerte de tener a un hombre como Jair Bolsonaro que trabaja por ellos. ¡Es un gran presidente y nunca defraudará a la gente de su gran país!"

El informe de 1.300 páginas del comité del Senado, que sigue a una investigación de seis meses, concluye que Bolsonaro debería enfrentar cargos que van desde crímenes contra la humanidad, charlatanismo e incitación al crimen hasta malversación de fondos públicos. Informes anteriores indicaron que el comité estaba considerando recomendar un cargo de homicidio, pero esto fue degradado.

El presidente brasileño ha sido condenado a nivel nacional e internacional por su manejo de la pandemia del covid-19, que ha azotado a su país con extrema dureza. En varios puntos ha desestimado la gravedad del virus en sí (llamándolo una “pequeña gripe”) y promovió “tratamientos” no probados; Facebook y YouTube eliminaron el lunes un video en el que afirmaba que las vacunas estaban relacionadas con el SIDA.

Bolsonaro y Trump disfrutaron de una cálida relación durante la presidencia de este último. Ambos hombres gobernaron como populistas autoritarios antisistema, aunque la retórica de Bolsonaro a menudo es incluso más explícitamente violenta y socialmente conservadora que la de Trump. Durante muchos años ha sentido una nostalgia sin ambigüedades por la dictadura militar que gobernó Brasil desde 1964 hasta 1985, una vez que describió a uno de sus torturadores más notorios como un “héroe nacional”.

A medida que los problemas políticos de Bolsonaro se han disparado, su popularidad pública ha caído a nuevos mínimos, lo que lo pone en grave riesgo de perder la reelección el próximo año frente a su predecesor Luiz Inácio Lula da Silva, que estuvo encarcelado.

El presidente ha respondido a esta realidad con intentos flagrantes de deslegitimar el resultado de las elecciones con un año de anticipación, alegando sin fundamento que el poder judicial está planeando explotar los sistemas de votación electrónica del país para defraudarlo y sacarlo de la presidencia.

El 8 de septiembre, Bolsonaro reunió a simpatizantes en Brasilia y otras ciudades importantes para condenar las supuestas maquinaciones de la Suprema Corte en un espectáculo parecido al mitin "Stop the Steal" de Trump el 6 de enero de 2021.

El evento se produjo poco después de que la Conferencia de Acción Política Conservadora de Estados Unidos organizara su primer evento en Brasil, por iniciativa conjunta del hijo de Bolsonaro, Eduardo. Después de la conferencia, el ex portavoz de Trump, Jason Miller, fue detenido durante tres horas en el aeropuerto mientras salía de Brasilia e interrogado en relación con "actos antidemocráticos", según informó el medio brasileño Metropoles.

El joven Bolsonaro también apareció en el desquiciado "ciber simposio" del director ejecutivo de MyPillow, Mike Lindell, donde habló del supuesto robo tecnológico de las elecciones de 2020, un evento de tres días en el que no se presentaron pruebas creíbles.