Biden alojará a traductores afganos en países extranjeros en espera de su admisión a EE.UU.

Qatar y los Emiratos Árabes Unidos son considerados como posibles países anfitriones de los afganos que ayudaron a las tropas estadounidenses.

John Bowden
jueves 08 julio 2021 23:26
Estados Unidos se retira de Afganistán
Read in English

El presidente Joe Biden anunciará un plan para alojar a traductores afganos fuera de su tierra natal en países extranjeros, mientras esperan ser admitidos en Estados Unidos como parte de su discurso sobre la retirada estadounidense de Afganistán.

The Wall Street Journal informó sobre los planes el jueves y señaló que los Emiratos Árabes Unidos y Qatar eran dos de los países que se considera que podrían acoger a los refugiados afganos mientras esperan la admisión final de sus familias en los Estados Unidos.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca después de la publicación del informe del Journal, la secretaria de prensa Jen Psaki se negó a comentar qué países o áreas albergarían a afganos que servían como intérpretes y traductores para los miembros del servicio de Estados Unidos, pero confirmó que se tiene la intención de sacarlos de Afganistán antes de septiembre cuando todas las fuerzas de combate estadounidenses se retirarán.

“Hemos (lanzado) una operación para reubicar físicamente a miles de estos afganos y sus familias antes de que concluya la misión militar de Estados Unidos”, dijo Psaki.

“Esa operación ha identificado instalaciones fuera del territorio continental de Estados Unidos, así como de terceros países. Por razones de seguridad, no vamos a describir a detalle dónde están”, agregó.

Los vuelos a esas áreas continuarán hasta agosto, continuó Psaki.

Se cree que la seguridad de miles de afganos que ayudaron a Estados Unidos durante casi veinte años en su país se ve seriamente comprometida por los rápidos avances de los talibanes que se han producido cuando las tropas estadounidenses han comenzado una retirada formal de posiciones ocupadas durante mucho tiempo.

Algunos expertos han advertido que el país corre el riesgo de volver a caer completamente en manos de los talibanes, un resultado que borraría gran parte de los avances logrados por las fuerzas estadounidenses en las últimas dos décadas. La guerra más larga de EE.UU. costó casi 2,3 trillones de dólares y provocó la muerte de 2.442 miembros del servicio de EE.UU. y más de 100.000 civiles afganos y miembros de las fuerzas armadas del país, que ahora enfrentan la peor parte de las ofensivas de los talibanes.

Leer más: Todo lo que sabemos sobre el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse

Millones de afganos también fueron desplazados internamente y en todo el mundo como resultado de la violencia.

La administración Biden estuvo bajo presión a principios de este año para desarrollar un plan para proteger o evacuar a los aliados afganos de la región cuando el presidente anunció que continuaba con los planes establecidos originalmente por la administración Trump para retirar todas las tropas de combate estadounidenses del país. El ex presidente Donald Trump acordó el año pasado una fecha para el 1 de mayo para que todas las tropas estadounidenses se fueran, una fecha que fue extendida por Biden.

A principios de este año, un congresista republicano y ex Boina Verde advirtió que Biden tendría "sangre en las manos" si no ordenaba la evacuación de los intérpretes afganos de la región.

"Si no actúa, y no saca a esta gente, la sangre estará en sus manos y en las manos de su administración", dijo el representante Michael Waltz en una conferencia de prensa en junio, y agregó: "El tiempo para hablar... se acabó el tiempo del debate”.