Enorme incendio en Beirut se desata a un mes de la explosión

Enorme incendio en Beirut se desata a un mes de la explosión

El ejército libanés dice que se incendió un 'almacén de aceite y neumáticos'

Bel Trew@beltrew
jueves 10 septiembre 2020 13:31
Read in English

Se ha producido un gran incendio en el puerto de Beirut, justamente en el lugar de la explosión que mató a casi 200 personas el mes pasado.

El video muestra una gran columna de humo negro que se eleva hacia el cielo sobre la capital libanesa. Los trabajadores filmaron las enormes llamas y el inmenso humo negro sobre el puerto, además captaron a las personas corriendo en pánico mientras gritaban "¡todos, váyanse!"

El ejército libanés dijo que un "almacén de aceite y neumáticos" en la Zona Franca del Puerto de Beirut se había incendiado y que habían unido esfuerzos para extinguir el incendio, incluida la utilización de helicópteros.

Se vieron helicópteros que transportaban cubos de agua volando por la ciudad.

Los medios locales informaron que el ejército estaba evacuando a las personas cercanas. Los ciudadanos aterrorizados en las áreas circundantes comenzaron a subir a sus autos, diciendo que dejarían Beirut.

Michel El-Murr, jefe del equipo de rescate del departamento de bomberos, dijo a The Independent que creían que el incendio fue provocado por trabajadores que usaban una sierra eléctrica para cortar los escombros de metal en el puerto durante las operaciones de limpieza en curso.

"Todavía no sabemos exactamente qué hay dentro del almacén que está en llamas, no podemos descartar materiales explosivos, pero creemos que es poco probable".

“Tenemos unos 100 hombres aquí, incluidos los bomberos, la defensa civil y el ejército, así como los helicópteros, estamos tratando de contener el fuego”, agregó.

La capital libanesa fue devastada el mes pasado después de que una explosión masiva arrasó la ciudad, matando al menos a 190 personas, hiriendo a miles más y dejando a cientos de miles sin hogar.

Fue causado por la detonación de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, que se había dejado languidecer en el puerto de Beirut durante seis años a pesar de que las autoridades eran conscientes del enorme riesgo que representaba.