Beirut: Rescatistas buscan a un posible sobreviviente a un de mes de la fatídica explosión

Los equipos de búsqueda confirmaron que detectaron un latido de corazón humano y lo que parece ser un cuerpo de un niño al interior de los escombros de un edificio

Bel Trew@beltrew
jueves 03 septiembre 2020 20:46
191 personas murieron a causa de la impresionante explosión provocada en un almacén con nitrato de amonio
191 personas murieron a causa de la impresionante explosión provocada en un almacén con nitrato de amonio
Read in English

Los equipos de rescate están luchando para encontrar un posible sobreviviente enterrado bajo los escombros en Beirut, un mes después de la explosión masiva que destruyó franjas de la capital libanesa.

El equipo detectó lo que podría ser el latido lento de alguien vivo en una casa destruida en el área de Gemmayze el jueves por la tarde.

Más temprano, un perro rastreador perteneciente a un equipo voluntario de búsqueda y rescate de Chile detectó algo en el área.

Las imágenes térmicas también aparentemente indicaron dos cuerpos, uno un poco más pequeño y acurrucado que mostraba signos de vida.

En declaraciones a The Independent, los trabajadores humanitarios que ayudaron en el esfuerzo dijeron que no querían aumentar demasiado las esperanzas, pero se comprometieron a trabajar toda la noche si solo había un "uno por ciento de posibilidades" de encontrar a alguien vivo o muerto.

Solo pudieron moverse unos pocos centímetros por hora, ya que tuvieron que trabajar delicadamente a través de varios pisos de mampostería inestable, rocas y escombros.

Al ir en pequeños equipos de tres personas, se les podía ver hasta tarde en la noche del jueves quitando ladrillos individuales y descendiendo a través de agujeros en los escombros con cuerdas, mientras trataban de llegar al lugar.

“Creemos que hay una persona pequeña adentro, que podría ser un niño acurrucado. Solo nos estamos asegurando de lo que hay y tomando todas las medidas necesarias para averiguar quién está allí”, dijo Edward Bitar de la organización benéfica Live Love Beirut.

"Está en el primer piso, pero el segundo y tercer piso se han derrumbado en la parte superior".

“Estamos haciendo todo lo posible, no es fácil, tenemos el problema de la seguridad pública. En cualquier segundo, el edificio podría derrumbarse. Entonces, necesitamos trabajar con un equipo pequeño sin equipo pesado solo para intentar recuperar a quien esté allí".

Las posibilidades de encontrar un sobreviviente son muy escasas un mes después de la explosión del 4 de agosto, que mató a 191 personas e hirió a más de 6,500.

Michel el-Murr, jefe del equipo de búsqueda y rescate del departamento de bomberos libanés que ha pasado semanas registrando el puerto en busca de cuerpos, dijo que tenía pocas esperanzas de que alguien hubiera podido sobrevivir durante tanto tiempo.

"Quizás estén en coma. Pero incluso con un 0,0001 por ciento de posibilidades, seguiremos buscando", agregó. 
Se especuló que los rescatistas pudieron haber detectado un animal, pero un voluntario chileno dijo que el equipo había identificado la respiración y los latidos del corazón de un humano, no de un animal.

Se cree que la explosión, una de las explosiones no nucleares más grandes jamás registradas, fue causada por miles de toneladas de nitrato de amonio mal almacenado que se incendió en el puerto del centro de la ciudad de Beirut.

Dañó decenas de miles de hogares y causó daños por miles de millones de dólares, con ventanas que se rompieron hasta a 30 kilómetros del epicentro.

Las protestas estallaron después de que se supo que las autoridades, incluidos los funcionarios del puerto, las fuerzas de seguridad, el presidente y el primer ministro, habían sido advertidos sobre el peligroso arsenal de materiales explosivos en el puerto, pero aparentemente no hicieron nada al respecto.

Todo el gabinete renunció por el desastre y por su mal manejo de una crisis financiera sin precedentes que el país también está atravesando.

El jueves, surgieron más preocupaciones cuando el ejército libanés anunció que había descubierto una reserva adicional de nitrato de amonio en la entrada del puerto.

Los expertos del ejército dijeron que 4.35 toneladas de la peligrosa sustancia química estaban en cuatro contenedores, sin dar más detalles.

Se dijo que los expertos del ejército estaban "tratando con el material". 

Expertos químicos franceses e italianos que trabajan para ayudar con las operaciones de búsqueda y rescate identificaron más de 20 contenedores que transportaban sustancias químicas peligrosas en el puerto.

Expertos franceses, así como el FBI, han participado en la investigación de la explosión, a petición de las autoridades libanesas. 

Esta semana el poco conocido diplomático Mustapha Adib fue elegido por los principales partidos políticos del país como nuevo primer ministro. Ha prometido reformas importantes y la formación de un nuevo gabinete en dos semanas. 

El presidente francés, Emmanuel Macron, el único líder mundial que visitó los vecindarios dañados por la explosión, dijo que la entrega de ayuda extranjera al Líbano depende de cambios importantes en el sistema político y financiero.