Ex asesora de Pence votará por Joe Biden.

Ex asesora de Pence votará por Biden debido a que Trump muestra una ‘absoluta indiferencia por la vida humana’

Olivia Troye afirma que el presidente dijo que el Covid-19 era 'algo bueno' si significaba que no tenía que estrechar la mano de 'gente repugnante'

Justin Vallejo
viernes 18 septiembre 2020 17:45
Read in English

Una ex asesora de Mike Pence que formó parte del grupo de trabajo de la Casa Blanca, votará por Joe Biden debido a la “total indiferencia de Donald Trump por la vida humana” durante la pandemia.

Olivia Troye, quien dejó la administración Trump en agosto, le dijo a The Washington Post que la principal preocupación del presidente era la economía y la reelección, y que no confiaría en una vacuna Covid-19 que se lance antes de la votación de noviembre.

Troye dijo que el presidente afirmó que el Covid-19 era "algo bueno" porque significaba que no tenía que estrechar la mano de "gente repugnante". Ella dijo que se refería a sus propios seguidores.

"Esas personas repugnantes son las mismas que él dice que le importan. Éstas son las personas que todavía van a sus mítines hoy, que tienen total fe en quién es".

Troye se une a varios ex funcionarios, que la Casa Blanca llama ex empleados "descontentos", para detallar el disfuncional funcionamiento interno del primer mandato de la administración del presidente.

"La retórica del presidente y sus ataques contra las personas de su propia administración que intentan hacer el trabajo, así como la promulgación de narrativas falsas e información incorrecta sobre el virus han hecho que esta respuesta en curso sea un fracaso", dijo Troye en una entrevista con el Post.

Si bien el ex asesor de seguridad nacional John Bolton y el ex secretario de defensa Jim Mattis ya contaron su experiencia sobre su tiempo dentro de la presidencia de Trump, Troye es una de las primeras en enfocarse en su manejo del coronavirus.

Ella fue una participante importante, aunque detrás de escena, en el grupo de trabajo dedicado al coronavirus de la Casa Blanca, trabajando en estrecha colaboración con Pence en la respuesta, informando al vicepresidente, escribiendo sus comentarios y estableciendo las agendas de las reuniones, según el Post .

“No le diría a nadie que me importe que se tome una vacuna que se lance antes de las elecciones… Escucharía a los expertos y a la unidad farmacéutica. Y esperaría para asegurarme de que esta vacuna sea segura y no un accesorio para la elección ”, dijo.

Dijo que la Casa Blanca perdió meses para frenar el virus debido a la demora en el consejo de los funcionarios de salud pública para recomendar el uso de máscaras.

“El problema de la máscara era crítico. Si hubiéramos avanzado en eso y enfatizamos la importancia de ello, podríamos haber frenado significativamente la propagación ... Fue perjudicial que se convirtiera en un tema politizado. Todavía perdura hoy".

Troye, quien dejó la oficina del vicepresidente para trabajar en la Oficina Nacional de Crímenes contra Aseguradoras  una organización sin fines de lucro, habló como parte de un grupo republicano anti-Trump llamado Repair 45, iniciado por el exjefe de gabinete del Departamento de Seguridad Nacional Miles Taylor.

En el video de la campaña, ella dice que el virus era impredecible, pero a mediados de febrero sabían que era una cuestión de ‘cuándo’ el Covid se convertiría en una epidemia en los Estados Unidos.

“Pero el presidente no quiso escuchar eso porque su mayor preocupación era que estábamos en un año de elecciones y cómo esto iba a afectar lo que él consideraba su historial de éxito”, dijo.

“Fue impactante ver al presidente decir que el virus era un engaño, diciendo que todo está bien cuando sabemos que no. La verdad es que en realidad no se preocupa por nadie más que por sí mismo".

El asesor de seguridad nacional de Pence, Keith Kellogg, dijo al Post en un comunicado que Troye estaba disgustada porque su trabajo fue interrumpido debido a que "ya no era capaz de mantenerse al día con sus deberes diarios" y mostró falta de valor moral al no expresar ninguna preocupación sobre la respuesta al coronavirus cuando tuvo la oportunidad.

Mientras tanto, el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo en su respuesta al artículo que las "afirmaciones de Troye no tienen base en la realidad y son totalmente inexactas".