Sospechoso de disturbios en el Capitolio es acusado de amenazar con dispararle a su familia si lo entregaban

El hombre afirmó que era su derecho constitucional tratar de apoderarse del Congreso

Graig Graziosi
viernes 18 junio 2021 19:22

El pasado 6 de enero se produjo un ataque al Capitolio el día en que el Congreso certificaba la victoria presidencial de Joe Biden.

Read in English

Un presunto atacante del Capitolio enfrentará cargos por armas de fuego bajo una ley que prohíbe el uso de armas durante un motín.

Guy Wesley Reffitt, de Texas, un presunto participante en los disturbios del Capitolio, fue arrestado en enero.

Además de su presunta participación el 6 de enero, su esposa lo denunció al FBI después de que que él la amenazó con dispararle a ella y a su familia si alguno de ellos lo delataba por ir al Capitolio el día en que el Congreso certificaba la victoria presidencial de Joe Biden.

Reffitt fue acusado de obstruir un procedimiento oficial, entrar y permanecer en un edificio o terreno restringido y obstruir la justicia al obstaculizar la comunicación mediante la fuerza física o la amenaza de fuerza física.

Se declaró inocente de los cargos.

Además de esos cargos, también recibió un cargo de arma de fuego por llevar un arma al Capitolio.

Según la acusación, Reffitt "sin la autoridad legal para hacerlo, y durante y en relación con el delito, usó y portaba un arma mortal y peligrosa y un arma de fuego; es decir, una pistola semiautomática".

Los fiscales observaron imágenes de video que capturaban a Reffitt en el Capitolio, y además argumentaron en un documento judicial que Reffitt supuestamente admitió tener su arma. Defendió llevarlo al Capitolio, afirmando que era su derecho constitucional hacerlo y "apoderarse del Congreso".

Lee más: Corte Suprema rechaza impugnación a ley de salud de Obama

Más de 450 personas han sido arrestadas en relación con los disturbios en el Capitolio y es probable que haya más arrestos.

Los fiscales también están trabajando para presentar cargos de conspiración contra grupos extremistas de derecha como los Proud Boys, los Oath Keepers y potencialmente la Milicia del Tres Porcentaje, cuyos miembros han sido acusados de coordinar sus ataques antes de los disturbios.

Al menos otros tres alborotadores enfrentan cargos por armas de fuego, pero en lugar de ser acusados según las leyes antidisturbios, como Reffitt, están siendo acusados de poseer armas ilegales o poseer armas ilegales. El arma de Reffitt era un arma legal, pero la llevó a un motín en un edificio federal protegido.

Uno de los otros alborotadores que enfrenta cargos por armas de fuego es Lonnie Coffman de Alabama, quien trajo un camión lleno de armas, cócteles Molotov y cientos de rondas de municiones a Washington DC. También tenía una lista llena de "buenos" y "malos", así como la información de contacto de una de las oficinas del senador Ted Cruz.

Los legisladores republicanos han estado ofreciendo gradualmente menos condenas a los insurrectos, y algunos, como el senador republicano Ron Johnson, los llaman "manifestantes pacíficos".

Los republicanos del Senado también lograron bloquear una comisión de investigación sobre el motín, y 21 miembros republicanos de la Cámara de Representantes votaron para no otorgar medallas a los oficiales de policía del Capitolio que fueron atacados por partidarios de Donald Trump ese día.

La lista de republicanos que votaron en contra de dar las medallas es esencialmente la misma que la lista de republicanos que han sido acusados de ayudar a fomentar la insurrección en primer lugar.

Los imitadores de Trump como los representantes Lauren Boebert, Marjorie Taylor Greene y Matt Gaetz estaban entre el grupo, así como los representantes Paul Gosar y Andy Biggs, quienes, según afirma el organizador del mitin "Stop the Steal", ayudaron a facilitar el evento que precedió inmediatamente al motín.