Poco probable que principales ayudantes de Biden califiquen para pagos de ayuda COVID

Algunos de los principales asesores de Biden trabajaron para la administración del presidente Barack Obama y se trasladaron al mundo empresarial antes de regresar al servicio gubernamental

Via AP news wire
sábado 20 marzo 2021 22:14
EE. UU.: aprobado plan de ayudas económicas, primera gran victoria de Joe Biden
Read in English

Es poco probable que al menos un grupo en Estados Unidos obtenga dinero del plan de rescate económico de $1,9 billones del presidente Joe Biden: sus propios ayudantes principales.

La mayoría de los asesores de alto rango de Biden en el ala oeste ganaron mucho más que el umbral que los calificaría para pagos directos del proyecto de ley de alivio COVID-19 del presidente, según los formularios de divulgación financiera de la Casa Blanca publicados el sábado. El período de divulgación se extiende hasta 2020.

Los documentos pintan un retrato de asesores cuya riqueza se ve eclipsada por los que rodearon al presidente Donald Trump, pero que no se alinean del todo con la imagen de Biden de "Joe de clase media".

Algunos de los principales asesores de Biden trabajaron para la administración del presidente Barack Obama y se trasladaron al mundo empresarial antes de regresar al servicio gubernamental. Otros en el ala oeste, cuyas posiciones no requieren la confirmación del Senado, han tenido vínculos profundos con el mundo empresarial.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain, que trabajó para Biden cuando era vicepresidente, había sido ejecutivo de la firma de capital de riesgo Revolution. Estaba en la lista con un salario de $1.8 millones, según su formulario de divulgación. El umbral para los pagos directos es de $80,000 para individuos y $160,000 para parejas.

Jen O'Malley Dillon, quien dirigió la campaña de Biden antes de convertirse en su subdirectora de personal, fue cofundadora de la firma consultora Precision Strategies y su divulgación financiera da una idea del trabajo de asesoría corporativa que realizó para la firma. La presentación enumera clientes como General Electric, Lyft y Gates Ventures, la firma de capital de riesgo fundada por el multimillonario Bill Gates.

La compensación diferida de O'Malley Dillon y la indemnización por despido de Precision se enumeran en más de $420,000.

Leer más: Republicanos “estuvieron leyendo El Gato con Sombrero” mientras los demócratas aprobaron apoyo COVID

El coordinador de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, Jeffrey Zients, era el director ejecutivo de la firma de inversiones Cranemere de Wall Street y su divulgación financiera muestra que tenía un salario y una bonificación combinados de 1,6 millones de dólares. Como miembro de la junta de Facebook, ganó más de $330,000, muestra el nuevo informe.

Biden, considerado durante mucho tiempo el miembro más pobre del Senado, moldeó su imagen política promocionando su educación de clase trabajadora en Scranton, Pensilvania.

Su equipo de West Wing, aunque rico, no incluye una plétora de los súper ricos que trabajaron para Trump, incluidos Gary Cohn y Steve Bannon, un par de exalumnos de Goldman Sachs que valen cada uno decenas de millones. Algunos en el ala progresista del Partido Demócrata han pedido que se prohíba a los excabilderos que trabajan en la Casa Blanca y han instado a romper los lazos con el mundo empresarial.

El asesor de seguridad nacional Jake Sullivan ganó $5,000 por hablar con J Street, un grupo pro-Israel, y ganó $45,000 de Microsoft por formar parte de una junta asesora. Microsoft a principios de este mes fue víctima de un gran hackeo que Biden discutió con los líderes de India, Japón y Australia en una cumbre virtual este mes, según Sullivan.

Al igual que Sullivan, Susan Rice, ahora jefa del consejo de política nacional, fue miembro de la administración Obama. También ganó dinero en el circuito de conferencias, incluidos 81 mil dólares por una aparición en Cambridge Speakers Series, y se embolsó 13 mil 500 dólares por contribuciones de opinión a The New York Times.

Mike Donilon, asesor senior, fue miembro gerente de MCD Strategies, una firma consultora de medios, antes de su puesto en la Casa Blanca. Su presentación muestra que ganó más de $4 millones en ingresos mientras dirigía su empresa de consultoría. Donilon enumera la campaña de Biden y el Comité de la Convención Nacional Demócrata como dos de sus clientes.

Brian Deese, jefe del consejo económico nacional, fue anteriormente jefe global de inversión sostenible en BlackRock, según su divulgación. Mientras estuvo en la firma de inversión, Deese ganó más de $2.3 millones en salario y bonificaciones y, según el formulario, podría haber ganado $2.4 millones adicionales a través de su plan de acciones restringidas.

El periodista de Associated Press Zeke Miller contribuyó a este informe.