A un año del asalto al Capitolio, un tercio de estadounidenses dice que la violencia contra el gobierno a veces es válida

Una parte ligeramente menor de estadounidenses todavía cree en las afirmaciones falsas de que hubo fraude en las elecciones de 2020

John Bowden
martes 04 enero 2022 23:27

Exclusiva: los informes del Departamento de Seguridad Nacional muestran cómo los analistas ignoraron las advertencias del asalto al Capitolio

Read in English

Casi un año después del asalto al Capitolio de Estados Unidos, una parte significativa de los estadounidenses cree que la violencia contra el gobierno de EE.UU. a veces es válida.

En una encuesta de la Universidad de Maryland/Washington Post, el 34 por ciento de los encuestados estuvo de acuerdo con el sentimiento de que a veces estaba “justificado que los ciudadanos tomaran medidas violentas contra el gobierno”.

Esa proporción de encuestados fue solo unos pocos puntos porcentuales más alta que la proporción (29 por ciento) que dijo que todavía creía que la victoria del presidente Joe Biden en las elecciones de 2020 fue ilegítima.

Al hacer un desglose de los motivos de violencia potencial, el 22 por ciento de los que dijeron que los actos violentos a veces estaban justificados dijo que sería moralmente aceptable usar la violencia en el caso de que el gobierno “violara o quitara derechos o libertades”.

Otro 13 por ciento de los que dijeron que la violencia estaba justificada dijo que cualquier violación a la Constitución de los Estados Unidos por parte del gobierno justificaría una respuesta violenta por parte de los ciudadanos.

En términos generales, la confianza en la integridad de la democracia estadounidense se encuentra en mínimos preocupantes en las encuestas. Aproximadamente un tercio de los votantes, el 34 por ciento, dice que no cree que “todos los ciudadanos estadounidenses elegibles tendrán una oportunidad justa de votar”, mientras que a un sorprendente 50 por ciento de los estadounidenses le preocupa que los funcionarios estatales republicanos se nieguen a aceptar resultados electorales válidos en 2022 o 2024 en caso de que su partido sufra derrotas. El 32 por ciento dijo lo mismo sobre los funcionarios estatales y los legisladores alineados con el Partido Demócrata. El 36 por ciento de los encuestados dijeron a los encuestadores que no estaban seguros en absoluto o estaban menos seguros de que los votos se contarían “con precisión” en las elecciones de mitad de periodo de 2022.

La proporción de votantes que cree que las elecciones de 2020 estuvieron manipuladas (29 por ciento) es notablemente más baja que la proporción de votantes que dijo que Donald Trump no fue elegido legítimamente (42 por ciento) cuando se realizó la misma encuesta en 2017. Las elecciones presidenciales de EE.UU. se vieron dañadas un año antes por la interferencia rusa, que la comunidad de inteligencia de EE.UU. encontró en un informe que se llevó a cabo para dañar las posibilidades de victoria de Hillary Clinton, aunque nunca se descubrió evidencia concluyente que vinculara a la campaña de Trump directamente con funcionarios rusos.

Sin embargo, la parte de votantes que no cree que la derrota de Trump el año pasado fue el resultado de una elección legítima es significativa debido a la violencia que se suscitó en el Capitolio de los EE.UU. a principios de 2021. En dicho asalto, miles de partidarios del expresidente se congregaron alrededor del edificio luchando con las fuerzas del orden y tratando de detener la certificación de los resultados de las elecciones. Los aliados de Trump también participaron en esfuerzos en todo el país para presionar a los funcionarios locales para que iniciaran investigaciones y desecharan las boletas que [Trump] argumentó sin fundamento que eran fraudulentas, así como una campaña para convencer al vicepresidente Mike Pence de que interfiriera con la certificación de la elección.

El amplio alcance de los esfuerzos del expresidente para revertir su derrota electoral ha preocupado a muchos expertos políticos que advierten que Estados Unidos se encamina a una situación similar (o peor) en 2024, dado que por el momento Trump parece ser el probable favorito para ganar las primarias republicanas.

El sondeo de The Washington Post/Universidad de Maryland encuestó a 1.101 adultos que viven en los EE.UU., con un margen de error de 4 puntos porcentuales. La encuesta se realizó entre el 17 y el 19 de diciembre.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in